e-Magazine       Home         

Art. Barcos

Catálogo Boats

Ocasión

Financiación

Seguros

Megayates

InfoNáutic

Charter

Empresas

Motos Agua

Tienda

Eco-Náutica

Noticias

Regatas

Tablón

Foro

 

2011

 

BWR - La gran borrasca

Preparándose para la gran borrasca

We Are Water © Nico Martinez

  • La cola de la flota prevé encontrar esta noche vientos de más de 100 kilómetros por hora

  • Los fuertes ponientes podrían permitir que los tres últimos recorten su diferencia con sus rivales

  • El MAPFRE resiste el ataque del Estrella Damm, ahora a 23 millas

  • El Virbac-Paprec 3 dobla la punta suroccidental de Australia

La cola de la flota se enfrenta a partir de hoy con una fuerte tormenta. Tanto el Central Lechera Asturiana como el We Are Water y el Fòrum Marítim Català, situados todos ellos en los Cuarenta Rugientes, se están preparando para “un monstruo por detrás que entrará muy fuerte esta noche”, en palabras de Jaume Mumbrú en la videoconferencia de esta mañana. “Vamos a tener viento de 60 nudos, unos 120 km/h, y olas de hasta 8 metros. Además el aire es polar, muy muy frío, y el agua, helada. Estamos preparando toda la seguridad, arneses, la estiba… Esperemos que todo esté listo para pasar el temporal”, ha explicado. “Estamos poniéndonos en situación de combate para que no nos pille el toro”, ha añadido por si no quedaba suficientemente claro.

A la vez que temido, el temporal da esperanzas a este pelotón de cola de acercarse a los barcos que los preceden. “Tenemos muchas expectativas puestas en la borrasca que hoy nos alcanzará. La posibilidad de correr al menos una semanita con ella o sus secuelas alivia, en parte, el tiempo perdido anteriormente”, ha comentado esta noche Juan Merediz desde el Central Lechera Asturiana, que en las últimas horas ha sido el más rápido del grupo.

Similares esperanzas se albergan en el We Are Water: “Esperamos que el poderoso viento del Oeste nos ofrezca la recompensa de grandes singladuras... pero hay que saber aguardar atento cada señal de su reservado talante”, han indicado sus copatrones en un correo electrónico de esta madrugada.

Según las previsiones meteorológicas, en estos momentos se está formando una borrasca al sureste de este grupo de barcos. Esto significa que se encontrarán detrás del frente frío que se forme, con mar cruzada (olas de distintas direcciones) que hará su vida especialmente dura. Al tratarse de un centro de baja presión joven, no habrá grandes olas de fondo, pero las que haya serán mucho más cortas de las habituales, lo que las hace más peligrosas.

 

Dos persecuciones

Inmediatamente delante de estos tres barcos, el Hugo Boss prosigue su persecución del GAES Centros Auditivos, que ahora sólo aventaja al barco de Andy Meiklejohn y Wouter Verbraak en 49 millas.

Más ajustadas son las otras dos regatas dentro de la regata, las que enfrentan por un lado al Mirabaud y el Neutrogena, y al MAPFRE, el Estrella Damm y el Groupe Bel por otra.

Dominique Wavrey Michèle Paret han aumentado a 40 millas su ventaja sobre Boris Herrmann y Ryan Breymaier, que confían en que sus rivales se cansen de su persecución. No parece que de momento la fatiga esté haciendo mella en ninguno de ellos, que han mantenido una media superior a los 16 nudos en las últimas 24 horas.

 

El Estrella Damm ataca al Mapfre

Más dura si cabe es la lucha por el segundo puesto. El MAPFRE ha visto esta madrugada cómo el Estrella Damm se le ha acercado a apenas 16 millas, pero desde entonces Iker Martínez y Xabi Fernández han navegado más rápidos que sus rivales a los que adelantan ahora en 23 millas, según la clasificación de las 3 de la tarde. La desventaja de ambos respecto del Virbac-Paprec 3 es de 670 y 693 millas.

Detrás de estos dos barcos españoles, el Groupe Bel y el Renault Z.E. se mantienen a la expectativa de mejorar posiciones. Los santanderinos Pachi Rivero y Toño Piris han podido reponerse un poco en las últimas horas de las duras condiciones que vivieron hace dos o tres días, según han explicado hoy: “El barco iba todo el rato por debajo del agua en modo submarino, vientos de 27-30 nudos con rachas de 33-35. Todo estaba mojado y la cubierta parecía todo el rato como si un río revuelto con cataratas (en la bañera) pasase por encima de nosotros. No podías ni mirar hacia adelante si no es con casco porque el agua golpeaba como si te dieran un bofetón de los buenos. No podías ni abrir los ojos. Mucho ruido, crujidos del barco, pantocazos, movimientos bruscos”.

 

Virbac-Paprec 3 dobla el cabo Leeuwin

Delante, el Virbac-Paprec 3 prosigue su cabalgata en solitario. La pérdida de un centenar de millas en un día no parece preocupar a Jean-Pierre Dick y Loïck Peyron, que esperan resarcirse más adelante y que esta mañana han doblado la longitud del cabo Leeuwin, el extremo suroccidental de Australia y el segundo de los grandes cabos de esta vuelta al mundo. El líder ha empleado 12 días, 8 horas y 35 minutos en cubrir la distancia desde el meridiano del cabo de Buena Esperanza. Pese a que ahora los líderes se encuentran bajo la influencia de un anticiclón centrado entre ellos y Tasmania que ha frenado su progreso, Peyron ha expresado su confianza en que tendrán buen viento cuando se acerquen a Nueva Zelanda.

 

La solidaridad de We Are Water

Por otra parte, el We Are Water ha celebrado hoy el paso por los meridianos de dos de los proyectos de esta fundación en África, concretamente en la República del Congo y Guinea Bissau. La coordinadora de Unicef en Catalunya, Joana Pérez Martorell, ha explicado en la videoconferencia el trabajo de diversas organizaciones no gubernamentales para paliar, entre otros, el problema que la falta de agua potable causa en los niños de estos países. “En Guinea Bissau cada día mueren 5.000 niños por enfermedades causadas por agua contaminada, como el cólera”, ha explicado ante la atenta mirada de los alumnos de quinto de primaria de la escuela Sant Miquel de Barcelona, que han asistido también a la videoconferencia.

 

Han dicho:

Dee Caffari y Anna Corbella (GAES Centros Auditivos):Creo que hoy será un día difícil para hacer un progreso estable. Podemos sentir la presión de Hugo Boss que está justo detrás nuestro y solo espero que ellos también tengan estas condiciones. La temperatura del agua del mar ha sido bastante alta estos días y lo hemos celebrado lavándonos el pelo. ¡Sienta muy bien!”

Ryan Breymaier (Neutrogena):Hemos pasado una buena noche a bordo del Neutrogena.  Viento un poco más del norte y más fuerte de lo previsto, lo hemos aprovechado con velas pequeñas para una noche tranquila a máxima velocidad. Al principio de la noche llevábamos el génova y toda la mayor, a medianoche dos rizos y el solent y finalmente toda la mayor otra vez ahora con el génova a una velocidad media de 17 nudos desde las 19 horas.”

Pepe Ribes (Estrella Damm):Esta noche ha entrado el frío, 9ºC la temperatura del agua , 8ºC en cubierta y 10ºC en el barco. Lo bueno es que las cervezas están a temperatura perfecta para la celebración en Leeuwin. Ahora en cubierta está mojado o sea que tu cuerpo está sumergido constantemente bajo agua a 10 grados... vaya terapia y gratis. Creo que voy a poner la segunda capa al saco de dormir, ya que antes he pasado un poco de frío.”

Jean-Pierre Dick (Virbac-Paprec 3): “El estrecho de Cook siempre es mágico tras un mes y medio de navegación. Estamos sucios, nos apetecen muchas cosas y pasamos un estrecho, en Nueva Zelanda, donde la vida es agradable. Es un poco como si te arrancaran algo. Ver a la gente, ver el calor humano al lado es mágico. El lugar también es mágico, con las montañas es majestuoso. Pero hay que pasar de largo y lanzarse al Pacífico”.

Michèle Paret (Mirabaud):“El sol brilla con toda su fuerza, tenemos 20 nudos de viento en la buena dirección y a bordo todo va bien; las condiciones son simplemente paradisíacas.  Hemos tenido una noche movida, pero estamos encantados de constatar esta mañana que hemos aumentado la distancia con nuestro competidor más próximo, Neutrogena”.

La primera gran borrasca alcanza la cola de la flota

El Fòrum Marítim Català en pleno océano Índico © FMC

  • El Central Lechera Asturiana dice estar “volando pero muy seguro” con velocidades punta de 29 nudos

  • El temporal también afecta al Fòrum Marítim Català y al We Are Water

  • El Estrella Damm amenaza el segundo puesto del MAPFRE, que le lleva 13 millas de ventaja

  • El Groupe Bel podría parar en Nueva Zelanda para reparar dos de sus velas

La cola de la Barcelona World Race está metida de lleno en el peor de los temporales experimentados hasta ahora por los participantes. Vientos sostenidos de 45 nudos (unos 85 kilómetros por hora) y rachas de hasta 53 no parecen preocupar de momento a los menos experimentados en estas latitudes de la flota.

“Vamos planeando por el Índico, volando pero muy seguros, con una planeada de 29 nudos”, ha comentado esta tarde Juan Merediz desde el Central Lechera Asturiana, rebautizada temporalmente por su propio patrón como “la vaca que vuela”.

También parece tranquilo Gerard Marín ante su “primera gran borrasca de verdad” del Índico Sur. Con la ventaja de navegar en compañía de un navegante tan experimentado como Ludovic Aglaor, que ha aconsejado arriar toda la mayor antes de que empeoraran las circunstancias. Si a última hora de la mañana el catalán aseguraba que estaban navegando con vientos de 35-40 nudos, apenas tres horas más tarde, ha escrito: “¡Ahora no baja de 45! ¡Arriar la mayor y asegurarla con esta rasca sería una odisea! ¡La experiencia es un grado!!” “Es muy interesante ver cómo navega Ludovic. No es que arriesgue más, lo que sí hace es anticiparse mucho”, ha explicado.

Según la previsión meteorológica, el Central Lechera Asturiana, el Fòrum Marítim Català y el We Are Water es encuentran bajo la influencia de una borrasca en formación que genera vientos racheados que pueden llegar a 40-50 nudos, con rachas de hasta 60 en una pequeña zona.

 

“Puede que sea una rasca fuerte”

En el otro extremo de la flota, el líder ha superado ya totalmente la barrera de seguridad australiana y se dirige al sur en busca del viento que le falta para entrar en el mar de Tasmania. El Virbac-Paprec 3 ha visto cómo el MAPFRE le ha recortado más de 140 millas en un solo día; y los vascos Iker Martínez y Xabi Fernández han visto que el Estrella Damm se les ha acercado a menos de 13. La batalla por el segundo puesto provisional está más caliente que nunca.

“Llevamos un paso del Índico superrápido”,ha comentado el catalán Alex Pella desde el barco barcelonés. “Creo que pasaremos bastante rápidos la barrera australiana y después nos viene un frente con una borrasca, puede que sea la rasca más fuerte, pero eso será dentro de dos o tres días”, ha añadido.

Ver cómo se les acercan sus rivales no hace perder el buen humor a la tripulación olímpica. “A ver si vais más despacio, ¡que vais a pinchar una rueda!”, ha dicho esta madrugada, entre risas, Xabi Fernández a su rival y amigo Pepe Ribes.

 

Dos velas inutilizadas en el Groupe Bel

Desde hoy estos dos barcos españoles saben que de momento su inmediato perseguidor, el Groupe Bel, no podrá darles alcance. Kito de Pavant ha comunicado hoy que su equipo se está preparando para una posible parada técnica en Wellington (Nueva Zelanda) para reparar dos velas rotas desde hace ya varias semanas.

Según las explicaciones del patrón francés, el genaker del barco “explotó” a la altura de Cabo Verde y al día siguiente se rompió el espi pesado. El resultado es que desde entonces no tienen las velas adecuadas para navegar con vientos portantes “de entre 15 y 25 nudos”.

Conscientes de que si se paran en Wellington las normas de la regata les les obligan a permanecer al menos 48 horas en puerto, De Pavant y Sébastien Audigane no tomarán una decisión definitiva sobre ello hasta conocer la situación meteorológica que puedan encontrar al llegar a Nueva Zelanda y evaluar así el tiempo que perderían en caso de parar. Según sus estimaciones, el Groupe Bel baja su rendimiento en un 20% con vientos portantes por no poder usar las velas ahora inutilizadas.

“Hasta ahora habíamos tenido mucha ceñida y portantes con vientos o fuertes o flojos, y hemos podido mantener un buen ritmo; pero desde hace unos días tenemos un portante de una veintena de nudos y aquí echamos de menos en gran genaker, y el Estrella Damm se nos ha escapado 100 millas”,ha asegurado De Pavant.

La falta de velas en el Groupe Bel puede suponer una oportunidad para el Renault Z.E., que esta mañana ha tenido que arriar la mayor para reparar dos sables. “Hemos tardado un par de horas, pero ha sido más fácil de lo que esperábamos”, ha explicado Toño Piris. “El Renault Z.E se mueve mucho, acelera, bota, decelera, se balancea y vuelta a empezar. Los ruidos son también muy variados y te hacen saltar como un resorte, producidos por el agua en el casco, quilla y timones, y cuando pinchamos una ola y corre por cubierta”, ha añadido el santanderino.

 

El Mirabaud se escapa, el Hugo Boss se acerca

Inmediatamente detrás, el Mirabaud y el Neutrogena son los peor parados en las últimas 24 horas, al haber quedado afectados por el anticiclón cuando han subido hacia el norte para pasar la puerta de seguridad de Amsterdam. “Desde el principio siempre llegamos en el mal momento a las puertas, una especie de desgracia en la que suele acompañarnos el Neutrogena”, ha comentado esta mañana el suizo Dominique Wavre, ahora casi 100 millas por delante de Boris Herrmann y Ryan Breymaier.

Con más viento y una media de 17 nudos en las últimas horas, el Hugo Boss está dando alcance al GAES Centros Auditivos, que hoy lo supera por tan sólo 13 millas, tras perder 36 en un día.

 

Han  dicho:

Juan Merediz (Central Lechera Asturiana):“El barco aguanta a la perfección. Vamos con dos rizos y génova. Ahora mismo vamos con 35 nudos del oeste surfeando todo lo que podemos. Un  placer si no fuera porque te faltan manos para agarrarte dentro, je, je. Bueno, os dejo con una planeada de 29 nudos de GPS”.

Gerard Marín (Fòrum Marítim Català):“Hace una hora hemos arriado la mayor preparando la maniobra que vamos a hacer en breve, y el viento será más del sur. El barco se porta muy bien, es impresionante. El viento es estable y da mucha confianza”.

Toño Piris (Renault Z.E.):“Hemos tenido mejor noche que las anteriores. Últimamente tenemos buen tiempo, especialmente hoy, que tenemos un día fantástico. Parece que estemos en el Mediterráneo y no en el Índico”.

Kito de Pavant:“Hoy nada vital nos obliga a pararnos. Lo decidiremos en cuanto tengamos una idea clara de las condiciones meteorológicas alrededor de Nueva Zelanda”.

Dominique Wavre:“Ha habido momentos absolutamente maravillosos antes de quedarnos plantados en el anticiclón. Con la posición de las puertas, navegamos más con los anticiclones que con las depresiones. Hay menos vientos comparado con mis recuerdos de otras veces”.

 

El MAPFRE y los tres colistas superan grandes retos

Iker Martínez tras reparar la orza dentro del MAPFRE © MAPFRE

  • Central Lechera Asturiana, Fòrum Marítim Català y We Are Water aguantan sin problemas vientos de más de 100 kilómetros por hora

  • Iker Martínez y Xabi Fernández rompen una orza y logran repararla tras una odisea de cinco días de mucho trabajo y poco sueño

  • Los campeones olímpicos optaron por reconstruir el trozo dañado con los escasos medios a bordo en lugar de parar en Nueva Zelanda

Mar completamente blanca y vientos de hasta 60 nudos (111 kilómetros por hora) han tenido que soportar en las últimas 24 horas los tres barcos colistas de la Barcelona World Race, que han superado con éxito la prueba. Mientras tanto, el MAPFRE ha terminado con una reparación que ha mantenido a Iker Martínez y Xabi Fernández casi sin dormir durante cinco días en los que ha estado en juego el segundo puesto de la regata.

Esta tarde las condiciones meteorológicas han mejorado ya considerablemente para el Central Lechera Asturiana, el We Are Water y el Fòrum Marítim Català, que ven cómo el temporal se aleja y pueden tomarse un respiro tras navegar en las peores circunstancias encontradas hasta ahora en esta vuelta al mundo.

Los movimientos más bruscos, las olas que barrían literalmente la cubierta y los saltos que pegaban los barcos son ya, por tanto, agua pasada. Pero las condiciones eran tan duras que los patrones del We Are Water tenían la impresión de llevar demasiada vela izada cuando sólo llevaban la mayor con tres rizos, es decir, tan reducida como podían.

Los asturianos Juan Merediz y Fran Palacio, algo más alejados del centro de la depresión, han podido mantener un poco más de trapo izado, y han podido pasar la parte más dura con tres rizos en la mayor y el tormentín en la proa.

Ludovic Aglaor y Gerard Marín, en cambio, adoptaron una tercera configuración vélica distinta: a bordo del Fòrum Marítim Català arriaron la mayor y mantuvieron un foque en la proa. Con esta única vela izada han afrontado las rachas de 55 a 60 nudos que les lanzaban a largas planeadas a 23 nudos cada tres minutos. En cuanto al estado de la mar, el francés ha comentado irónicamente que las olas eran muy grandes, pero llegaban “más ordenadas que la habitación de Gerard”. En las últimas horas el Fòrum Marítim Català ha mantenido la velocidad más alta de toda la flota, a una media de 19,2 nudos.
 

Odisea de cinco días a bordo del MAPFRE

Si en los tres barcos de cola esta profunda depresión austral se ha saldado sin daños, Iker Martínez ha explicado hoy que hace cinco días chocaron contra algo y perdieron un metro o metro y medio de una de sus orzas. “Sin orza puedes sobrevivir de aquella manera hasta el cabo de Hornos, pero después olvídate”. Los bimedallistas olímpicos descartaron de entrada parar en Nueva Zelanda para reparar, por cuanto les suponía permanecer como mínimo 48 horas en puerto.

Se impusieron por tanto reparar la orza ellos mismos. “Esto se dice fácil, pero a bordo no lo es”, ha reconocido Iker. “Primero manejar una pieza de éstas, de 100 kilos y más de cuatro metros entre dos navegando, ya es complicado”.

Finalizada la primera fase de sacar la orza y dejarla en cubierta, intentaron reconstruir la parte perdida utilizando, entre otras cosas, “la espuma del asiento de conducir” y le dieron la forma más aproximada posible. “Tras un par de días sin dormir demasiado pues las únicas horas de las que puedes rascar de lo que hacemos a diario en el barco es del sueño”, empezaron a laminar. “Y ésa era otra historia”.

“No nos veíamos capaces de mover la orza” de la cubierta, por lo que decidieron laminarla allí mismo. Pero el tiempo empeoró y pese a tapar la zona trabajada para que no se mojase, al día siguiente la orza estaba empapada, la resina no había curado.

El siguiente paso fue desplazar la orza hasta la entrada de la cabina. “Dentro del barco por la noche había 10º C. No era suficiente, así que hicimos un pequeño horno y con el motor del barco conseguimos que en esa zona la cosa mejorase un poco”.

 

“Estábamos los dos muertos”

Al día siguiente retiraron unas telas que no habían pegado, “pero otra parte tenía mejor pinta”. Les quedaba sólo una noche más antes de que se hiciera imprescindible volver a poner la orza en su sitio, y decidieron acabar el trabajo con masilla. “Pero si necesitábamos cinco botes, teníamos uno”. Tras una nueva noche con “motor, horno y todo tipo de ideas raras”, con el Estrella Damm pisándoles los talones, tuvieron que trasluchar e inmediatamente después el viento subió a 25 nudos. “¡Imposible intentar poner la orza con agua por cubierta! Demasiado peligroso, podría golpearnos, así que la atamos lo mejor posible”. Las previsiones meteorológicas les anunciaban una tormenta dentro de dos días, por lo que en cuanto el viento bajó de los 20 nudos, colgaron la orza de una driza y lograron colocarla en su sitio.

“Estábamos los dos muertos, agotados, vacíos de fuerzas y en ese momento llegaba un parte donde veíamos que el Estrella Damm estaba a poco más de 10 millas, pero habíamos conseguido reparar y colocar sin que nos pasasen. ¡Estábamos encantados! ¡Nos sentíamos como si hubiésemos salvado una pelota de set!”, ha declarado Iker.

Terminada la reparación, el MAPFRE parece haber recuperado su mejor rendimiento y ha incrementado su ventaja sobre el Estrella Damm a las 45 millas, 32 más que ayer, al tiempo que han recortado su diferencia con respecto al líder, un Virbac-Paprec 3 que ahora tienen a 481 millas. En los próximos días estos tres barcos, y seguramente también el Groupe Bel, afrontarán una borrasca “más grande”, en palabras de Alex Pella.

La batalla entre GAES Centros Auditivos y Hugo Boss

En cambio, el Renault Z.E. ha quedado unas horas bajo la influencia del anticiclón situado en el Suroeste de Australia y se encuentra ahora a algo más de 1.100 millas del líder. Inmediatamente detrás del barco de los santanderinos Pachi Rivero y Toño Piris, el Mirabaud ha seguido escapándose del Neutrogena, mientras el Hugo Boss se ha situado a sólo 7 millas detrás del GAES Centros Auditivos, pero 20 millas más al sur.

 

Han dicho:

Toño Piris (Renault Z.E.):El frío y la tremenda humedad se han adueñado de nuestro Renault Z.E. y la temperatura del agua ha caído a los 8 grados. Estamos notando un poco más de frío mientras bajamos más al Sur, sobre todo cuando te levantas del saco e intentas ponerte en marcha sin perder el buen humor... “

Alex Pella (Estrella Damm):Ahora viene la borrasca más grande. Con el viento del sur de Australia creo que se va a estirar la flota. Nosotros creo que iremos bastante al sur para subir al final hacia Cook. MAPFRE no está lejos pero se han separado un poco. Yo estoy contento de llegar en esta situación a estas alturas de la regata. La experiencia de Pepe en otras vueltas al mundo está ayudando mucho para apretar el barco aquí en el sur.”

Boris Herrmann (Neutrogena):Ayer, desgraciadamente nos cogieron las altas presiones y hemos perdido mucho en nuestra batalla con Mirabaud.  De 30 a 40 millas de separación hacen a menudo una gran diferencia en términos de meteorología”.

Juan Merediz (Central Lechera Asturiana):El barco se mueve mucho, es increíble. Hemos podido recortar millas al We Are Water. Está siendo duro, pero las cosas van bien, supongo como todos los barcos. Creo que cogimos el frente en un lugar más o menos bueno, y aún seguimos con ello y apretando. No sé si nosotros a él o él a nosotros”.

Doble cambio en la clasificación de la Barcelona World Race

Hugo Boss © Gustav Morin

  • El Hugo Boss pasa al GAES Centros Auditivos y el Central Lechera Asturiana supera al We Are Water

  • El MAPFRE vuelve a ser el más rápido y se aleja del Estrella Damm tras reparar la orza dañada

  • Emotiva conversación por videoconferencia entre Pachi Rivero y Sergio Campayo, el niño autor del dibujo que el Renault Z.E. lleva alrededor del mundo

No es fácil ver un barco adelantar a otro cuando está a punto de llegarse a la mitad de una regata de vuelta al mundo. En las últimas 24 horas, sin embargo, se ha producido un doble adelantamiento en la Barcelona World Race. Por una parte, el Hugo Boss ha superado al GAES Centros Auditivos, mientras el Central Lechera Asturiana hacía lo mismo con el We Are Water, nuevo farolillo rojo. En ambos casos el velero más rápido ha sido el situado más al sur. El conjunto de la flota sigue avanzando a buena velocidad, mientras los perseguidores del líder se preparan para una tormenta inminente.

Haber sido adelantadas no ha parecido sin embargo afectar a Dee Caffari y a Anna Corbella, que en la videoconferencia de esta mañana han reconocido que en las condiciones que tienen el Hugo Boss es ligeramente más rápido que el GAES Centros Auditivos. Las dos copatronas se han mostrado tan alegres como de costumbre, y muy satisfechas con su progreso en los últimos días, pese a que la británica ha reconocido que era “decepcionante” ver cómo barcos que tenían detrás, como el Renault Z.E. y el Neutrogena, se les han escapado delante.

“No podemos ir más rápidas”, ha asegurado Anna Corbella en conversación con su padre durante la videoconferencia. “¡Vamos de puerta en puerta volando, y que dure!” ha indicado, muy contenta además con la sorpresa de ver a su perra Piula en la sala de la Barcelona World Race.

 

“Nos esperan unos días de aúpa”

De hecho, toda la flota ha registrado buenas medias, con velocidades que han oscilado entre los 13 y los 20 nudos. Destaca el MAPFRE, de los vascos Iker Martínez y Xabi Fernández, que tras reparar su orza dañada parecen haber recuperado su ritmo anterior, han vuelto a ser los más rápidos de las últimas 24 horas, han recortado 29 millas al líder Virbac-Paprec 3 y han distanciado al Estrella Damm a más de 69 millas, 20 más que ayer.

Este distanciamiento no parece preocupar tampoco a Pepe Ribes, según ha indicado esta mañana: “Tenemos la borrasca casi encima. El objetivo ahora es pasar sin romper ni hacernos daño. Tendremos unos 40-45 nudos con rachas de 50 y es importante no romper nada, porque no llevamos ni media regata y no nos podemos arriesgar. Ahora mismo nos preocupa menos la competición que pasar esta situación sin daños.”A bordo del Estrella Damm han tenido que hacer un poco de bricolaje, cambiando la bomba del motor, que se sobrecalentaba.

En la dureza del temporal que los acecha, Iker Martínez coincide con Ribes: “Tendremos que andar con cuidado, nos esperan unos días de aúpa”.

Inmediatamente detrás de los dos barcos españoles, el Groupe Bel ha doblado el cabo Leeuwin, la punta suroccidental de Australia, seguido por Renault Z.E. a unas 500 millas. Esta diferencia podría evaporarse rápidamente si el barco francés opta por parar en Nueva Zelanda para reparar las dos velas que tiene inutilizadas desde su paso por Cabo Verde.

El Neutrogena ha frenado su hemorragia de millas respecto del Mirabaud, navegando estos barcos en un flujo del noroeste no excesivamente fuerte, según ha indicado el alemán Boris Herrmann.

 

Merediz y Mumbrú se felicitan mutuamente

Anoche el Central Lechera Asturiana y el We Are Water estaban suficientemente cerca entre ellos como para poder hablar por radio en medio del océano Índico. “Hacía tiempo que no nos oíamos y mucho más allá de la competición está el reencuentro con los amigos. Nos felicitaron, les felicitamos”, ha explicado Juan Merediz esta mañana.

No llevamos uno de los barcos más modernos, pero son igualmente increíbles. El mar es siempre mar, lleves lo que lleves. Algunos llevan la presión de ganar, otros la de terminar. No todo el mundo va a ser el primero, ni todo el mundo va siempre con el Barcelona o el Madrid; algunos prefieren al Español, al Valencia o al Sporting de Gijón, incluso al Caudal de Mieres o el Portonovo FC. ¿O es que acaso ellos no juegan?”, ha añadido el patrón asturiano.

El tercer barco del grupo colista, el Fòrum Marítim Català, ha aumentado su ventaja sobre sus rivales más directos, tras firmar la tercera mejor singladura de la flota, al haber avanzado 407 millas en dirección a la siguiente puerta de seguridad.

 

Rivero habla con el autor de su dibujo

La mañana ha traído un encuentro virtual muy emotivo entre Pachi Rivero, a bordo del Renault Z.E., y alumnos de la escuela Rel, que le han preguntado qué era lo que echaban de menos. “La familia, mis hijos, y vosotros”, ha contestado el patrón santanderino. “Pero ahora estamos donde queremos estar, en el Índico Sur”, ha añadido.

Los alumnos también se han interesado por los peces -“hemos visto un pez luna bastante grande, hacía un metro de diámetro”- y por los momentos más difíciles: “El más difícil de todos, la salida del Mediterráneo, después, todo ha sido más fácil. Y físicamente, los más duros son las trasluchadas. Ahora acabamos de hacer dos en cuatro horas”, ha explicado Rivero.

 

Han dicho:

Kito de Pavant y Sébastien Audigane (Groupe Bel):“Hay tres cabos míticos en la circunnavegación: Buena Esperanza, Leeuwin y Hornos.  El 29 de enero pasamos el primero, y ayer por la tarde conseguimos pasar el segundo alrededor de las 17.45. Para celebrarlo invitamos a muchas estrellas, y lo celebramos con unos chupitos”.

Pachi Rivero (Renault Z.E.):“Nos estamos aproximando al mar de Tasmania, nos hemos quedado un poco descolgados del grupo de delante, un poco más atrás. Igual que bordeamos el Atlántico bajando por el Sur, a ver cómo se desarrolla ahora entre Tasmania y Nueva Zelanda, si pillamos una borrasquilla vamos a poder hacer sur nada más pasar la puerta”.

Anna Corbella (GAES Centros Auditivos):“Está siendo distinto a lo que esperaba, no hemos trasluchado en todo el Índico, no hemos cogido portantes ni hace el frío que me esperaba, que era lo que me daba más miedo. También imaginaba una regata muy intensa y es más de dosificarse ya que es muy larga, parece que llevemos mucho tiempo a bordo y sólo estamos a la mitad”.

Boris Herrmann (Neutrogena):“Las relaciones entre nosotros evolucionan. Al principio trabajas para “reglar” el grupo, pero ahora rendimos más, porque hemos creado una rutina. Nos conocíamos bien antes, pero de todas formas hay que encontrar el ritmo adecuado para navegar juntos.”

 

Olas como montañas

© Neutrogena

  • MAPFRE y Estrella Damm superan el peor temporal hasta ahora de la vuelta al mundo, y reportan un “mar enorme” y “muy bestia”, con vientos de hasta 50 nudos 

  • El Virbac-Paprec 3 entra destacado en el Pacífico pero Dick asegura que no baja el ritmo 

  • El Renault Z.E. dobla Leeuwin, el segundo gran cabo de la regata y punta suroccidental de Australia

El océano Índico no quiere soltar la flota de la Barcelona World Race sin hacer honor a su fama. Si hace tres días fue el grupo de cola quien sufrió los embates de una depresión, en las últimas horas el MAPFRE y el Estrella Damm han tenido que reducir la vela a la mínima expresión para no romper sus barcos contra un “mar enorme”, con “olas como montañas” “gigantescas” y ”muy bestias”, con vientos de hasta 50 nudos en el caso del barco de Alex Pella y Pepe Ribes, y de 35 en el de Iker Martínez y Xabi Fernández.

Los dos barcos españoles han sacrificado la velocidad en favor de la seguridad del barco. Iker Martínez y Xabi Fernández han arriado su vela de proa y navegan sólo con la mayor con tres rizos para limitar su velocidad y no chocar con tanta fuerza contra las olas. Pepe Ribes, por su parte, ha señalado: “Hemos tenido un temporal espectacular. Ha bajado un poco el viento, pero la ola sigue siendo muy grande, y hay que ir con un cuidado increíble. Dentro del barco sólo se puede estar en la litera y fuera hay que tener mucho cuidado para no romper el barco porque da unos saltos increíbles”.

A primera hora de la tarde las condiciones parecen haber mejorado considerablemente, pues la velocidad del Estrella Dammhabía subido de los 16 a los 18 nudos en las últimas horas.

 

No romper, objetivo del Virbac-Paprec 3

Delante de los dos barcos españoles, el Virbac-Paprec 3navegaba esta mañana delante del frente. “Tenemos vientos muy inestables, que pasan de 20 a 30 nudos en un momento. ¡Botamos bastante, hay olas considerables! Nuestro objetivo es no romper nada, no podemos bajar la guardia”,ha declarado esta mañana Jean-Pierre Dick, cuando aún no les habían alcanzado el frente con la fuerte subida del viento que había afectado a sus perseguidores y se prevé que llegue al líder a última hora de esta tarde.

Con una ventaja de unas 450 millas sobre el MAPFRE, el vencedor de la primera edición no quiere levantar demasiado el pie del acelerador: “Intentamos asegurar un poco más que cuando estábamos en pleno match race con el Foncia, pero no bajamos el ritmo. Nuestros perseguidores, el MAPFRE, son excelentes navegantes y lo demuestran cada día. La regata es larga, no está acabada ni mucho menos, porque pueden alcanzarnos en cualquier momento”.

 

Hugo Boss, el más rápido

Mientras el Groupe Belha mantenido el ritmo de los barcos que ocupan el podio, Renault Z.E., Mirabaudy Neutrogenaintentan escapar a un anticiclón centrado en el suroeste de Australia que se extiende de oeste a este. Pachi Rivero y Toño Piris, situados más al norte de que sus rivales, han recorrido 287 millas en las últimas 24 horas, frente a las 302 de Dominique Wavre y Michèle Paret, y las 327 de Boris Herrmann y Ryan Breymaier.

Inmediatamente detrás, el Hugo Bossy el GAES Centros Auditivosson en estos momentos los dos barcos más rápidos de la flota, tras recorrer 453 y 406 millas en esta singladura, respectivamente, en pleno flujo de vientos del Noroeste que los empujan delante de un segundo frente.

 

El We Are Water pierde una vela

Quienes menos viento tienen son los tres colistas, Fòrum Marítim Català, Central Lechera Asturiana yWe Are Water, todos ellos a punto de caer en la telaraña de un anticiclón que se les echa encima desde el oeste. “Espero que las previsiones meteorológicas se equivoquen, porque de lo contrario nos esperan dos días de calma”,ha comentado esta mañana Gerard Marín, aún impresionado por su primer gran temporal austral, hace tres días.

El Central Lechera Asturianaintenta escapar hacia el sur del anticiclón, mientras We Are Water buscan una salida más al norte. “Al principio saldremos perdiendo, pero esperamos que a la larga será mejor”,ha comentado esta mañana Jaume Mumbrú, navegando con poco viento y mar plana, condiciones muy distintas a las que vivió hace apenas tres días, en las que perdieron una vela: “Hace unos días perdimos el gennaker grande, así que juntamente con el spi pesante, hemos perdido las dos velas intermedias. El piloto trasluchó el barco y el agua arrancó dos candeleros que hicieron saltar el gennaker. Ahora nos faltan las velas adecuadas para vientos medios”. En la bajada del Atlántico el We Are Water perdió su espi pesado.

 

Han dicho:

Jaume Mumbrú (We Are Water): “No estamos acostumbrados a vientos de 40 a 50 nudos. Esto está absolutamente a la altura de lo que esperábamos. Me quedo con la fuerza de la naturaleza, impacta muchísimo”.

Gerard Marín (Fòrum Marítim Català): “Vivir esta borrasca fue magnífico. Mucho viento de popa. Yo estaba en cubierta y vi que se iba acercando. Íbamos a 25 nudos, había algunas rachas, mar gris, blanco. Pusimos el segundo rizo, a los pocos minutos el solent, y después ya el tercer rizo. Navegábamos con 40-45 nudos, rachas de 53, el barco de popa… noblemente, fue impresionante. No queríamos forzar, ni ir al límite. Íbamos con el solent, y toda la mayor arriada. Ha sido intenso, hemos pasado nervios, inseguridad. El mar estaba muy bonito, blanco… ¡Espero que venga otro frente pronto!”

Dee Caffari (GAES Centros Auditivos):“Ha habido un progreso un poco lento. Sabemos que esto ha dado la oportunidad al Hugo Boss de ganar millas pero a nosotros nos dio tiempo para reducir el estrés tanto del barco como de la tripulación. Lo necesitábamos y ya estamos otra vez con velocidad. Hoy será un día ventoso, pero otra vez todo en la dirección correcta”.

Pachi Rivero y Toño Piris (Renault Z.E.):“Todo va bien a bordo y con ganas de terminar con la barrera australiana, que no está siendo muy buena para nosotros. La tenemos que navegar con viento de popa. Esto implica muchas trasluchadas, que a bordo de un IMOCA y con 25 nudos tienen cierto potencial de "daños colaterales". Afortunadamente todas han ido muy bien y nos han servido para mantenernos en forma y quemar calorías...”

 

CLASIFICACIÓN DE LAS 15 HORAS

1. VIRBAC-PAPREC 3 (Jean-Pierre Dick - Loïck Peyron), a 12.575 millas de la llegada

2. MAPFRE (Iker Martínez - Xabi Fernández), a 444 millas

3. ESTRELLA DAMM (Alex Pella - Pepe Ribes), a 520

4. GROUPE BEL (Kito de Pavant - Sébastien Audigane), a 812

5. RENAULT Z. E. (Pachi Rivero - Antonio Piris), a 1.319

6. MIRABAUD (Dominique Wavre - Michèle Paret), a 1.716

7. NEUTROGENA (Boris Herrmann - Ryan Breymaier), a 1.773

8. HUGO BOSS (Wouter Verbraak - Andy Meiklejohn), a 2.115

9. GAES CENTROS AUDITIVOS (Dee Caffari - Anna Corbella), a 2.171

10. FÒRUM MARÍTIM CATALÀ (Gerard Marín - Ludovic Aglaor), a 3.402

11. CENTRAL LECHERA ASTURIANA (Juan Merediz - Fran Palacio), a 3.702

12. WE ARE WATER (Jaume Mumbrú - Cali Sanmartí), a 3.767

FONCIA (Michel Desjoyeaux - François Gabart), retirado el 26 de enero

PRÉSIDENT (Jean le Cam - Bruno García), retirado el 12 de enero

 

 


Tel: +34 91-6319190           info@fondear.com 


© Copyright 2011   Fondear, S.L.