e-Magazine       Home         

Art. Barcos

Catálogo Boats

Ocasión

Financiación

Seguros

Megayates

InfoNáutic

Charter

Empresas

Motos Agua

Tienda

Eco-Náutica

Noticias

Regatas

Tablón

Foro

 

2011

 

BWR - Renault tercera posición

El Renault Z.E. pasando Gibraltar © Patrick Thierry / Barcelona World Race

 

 

El Renault Z.E. entra en el Mediterráneo

mientras un temporal frena al Estrella Damm en Gibraltar

 

•          Rivero y Piris consiguen el mejor tiempo hasta ahora de la subida del Atlántico

•          El GAES Centros Auditivos coge vientos del suroeste que lo empujan directamente al Estrecho

El Renault Z.E. entró ayer a última hora de la tarde en el Mediterráneo y ya están a menos de 400 millas de Barcelona, donde se los espera a partir de jueves por la tarde. Las previsiones indican que al menos hasta acercarse a las Baleares Pachi Rivero y Toño Piris  tendrán que ceñir contra el viento. 154 millas por detrás, el Estrella Damm lucha contra un viento muy fuerte de Levante que puede llegar a los 100 kilómetros por hora y convertir la entrada en el Mare Nostrum en una tarea muy difícil para Alex Pella y Pepe Ribes.

Esta previsión meteorológica ha hecho que Pepe Ribes se quejara de este trato del mar donde tanto él como su compañero aprendieron a navegar, a nadar y a pescar de niños: “Creo que debe de estar celoso de nuestras aventuras con otros océanos”, ha escrito en un correo electrónico, después de recordar cómo los costó salir del Mediterráneo en el inicio de esta vuelta al mundo.

Mejor tiempo tienen el Neutrogena y el GAES Centros Auditivos, que en las últimas horas están haciendo rumbo directos en Gibraltar. A bordo del primero, Boris Herrmann y Ryan Breymaier han comentado sorprendidos lo lejos que llega la influencia de una isla sobre el viento.“Cruzando el sur de Madeira, podemos ver la línea de nubes en la imagen de satélite, acercándose por el horizonte, llegará el cambio de viento pronosticado, y se  irá otra vez exactamente cuando lo esperábamos, todo a una distancia de 150 millas más o menos de esta isla”, han explicado.

Muy satisfechas parecen también Dee Caffari y Anna Corbella, que han dejado de ceñir contra el viento y navegan a 15 nudos a favor de un viento del sur-suroeste que las empuja directamente en Gibraltar.

También tienen buen viento tanto el Hugo Boss, que parece haber entrado en los alisios norteño-este, como los dos barcos que todavía están en el Atlántico Sur, el Fòrum Marítim Catalán y el We Are Water. Los tres avanzan a buen ritmo, a pesar de que Andy Meiklejohn y Wouter Verbraak hacen un rumbo no muy bueno, un poco al oeste del norte.

En el Pacífico Sur, el Central Lechera Asturiana sigue navegando con mucha prudencia hacia Auckland, después de que ayer rompió una cuaderna y tuvo que dar media vuelta.

“Gibraltar, lo más duro de toda la vuelta al mundo”

  • El Estrella Damm cruza el Estrecho con temporal de levante y rachas de 120 kilómetros por hora
  • Ribes agradece a Tarifa Tráfico que desviara la ruta de algunos mercantes ante la situación extrema en que se encontraba el velero
  • El Renault Z.E. se ha visto forzado a izar el tormentín por primera vez en toda la regata

“Ha sido el día más duro de toda la vuelta al mundo. Pasamos el estrecho de Gibraltar con viento sostenido de 50-55 nudos [de 92 a 101 kilómetros por hora]. Vimos los típicos remolcadores de altura esperando por si tenían que salvar algún mercante en apuros. Al otro lado nos pilló un chubasco de 65 nudos (120 kilómetros por hora) y tiramos la mayor abajo. Por un momento pensamos que no podríamos pasar y que tendríamos que volver atrás". Pepe Ribes ha explicado esta mañana cómo el Estrella Damm superó ayer Gibraltar contra un temporal de levante muy duro, en unas condiciones increíbles, que consideró más complicadas que las encontradas bajo el ciclón tropical Atu, en el Pacífico Sur.

“No teníamos escapatoria. En una ocasión tuvimos que trasluchar con 60 nudos de viento, algo que nunca habíamos hecho, porque no podíamos virar, navegando con tormentín y cuatro rizos en la vela mayor”,ha indicado. “Quiero agradecer a Tarifa Tráfico porque desviaron el tráfico cuando nosotros no podíamos desviarnos de algunos mercantes”, ha añadido.

Durante toda la noche y esta mañana el Estrella Damm ha seguido ciñendo contra el fuerte viento de levante, haciendo bordos cerca de la costa andaluza. Pella y Ribes navegan tan pegados a la costa como pueden, aunque ello les exija muchas más maniobras y apenas les permita dormir. “Por dentro tenemos 30-35 nudos de cara, pero fuera hay 40-45 y sobre todo mucha más ola”, ha explicado mientras hacía rumbo a cabo de Gata. Esta diferencia del estado de la mar se traduce en dos o tres nudos menos de velocidad cuando se apartan de la costa que cuando navegan al socaire de los distintos cabos de la costa.

El Central Lechera Asturiana ha encontrado un fuerte temporal del NNE en su camino de regreso a Nueva Zelanda, de la que dista unas 700 millas.

Navegando por el patio de casa

Toño Piris y Pachi Rivero, Renault Z.E. © Patrick Thierry / Barcelona World Race

  • El Renault Z.E. y el Estrella Damm afrontan sus últimas millas por un Mediterráneo que les es muy familiar

  • Pachi Rivero y Toño Piris podrían llegar a Barcelona la próxima madrugada

  • Alex Pella y Pepe Ribes han superado el temporal del mar de Alborán tras hacer 23 viradas en tan sólo 30 horas

Tras el Renault Z.E. se espera la llegada del Estrella Damm, que tras superar un durísimo temporal en Gibraltar y en el mar de Alborán, esta tarde se encuentra a 12 millas de Calpe, donde Pepe Ribes aprendió a navegar. “En las últimas 48 horas sólo hemos dormido dos, y hemos hecho 23 bordos en 30 horas”, ha explicado Ribes, que ha calificado esta experiencia de “película de miedo”. Esta navegación pegados a tierra entre Motril y Palos para evitar lo más fuerte de la mala mar ha sorprendido a Alex Pella: “¡Qué ilusión ver casas, gente…! Nos quedan apenas dos días de mar. ¡Qué raro suena! Hay que disfrutarlos a tope, que esto se acaba”.

Al otro lado de Gibraltar Boris Herrmann y Ryan Breymaier cuentan las horas que les faltan para cruzar el Estrecho, en condiciones seguramente mucho más favorables que las de los barcos que los han precedido, seguramente a última hora de esta tarde. Con una quilla averiada que no les permite sacar todo el rendimiento a su Neutrogena, el alemán y el norteamericano han reconocido que están “muy contentos” con la regata que han realizado en un barco ya un tanto antiguo.

También Anna Corbella y Dee Caffari tienen ganas de terminar su vuelta al mundo. “Contamos los días que nos quedan”, ha reconocido esta mañana la catalana, quien ha revelado sus diferencias con su compañera sobre la adaptación a los cambios horarios. “Yo soy incapaz de desayunar cuando es de noche y en cambio ella ha mantenido un horario de acuerdo con la hora GMT; ella funciona con el reloj y yo con el sol”. Pese a estas diferencias, las dos han hecho juntas al menos una comida al día a bordo del GAES Centros Auditivos “para compartirla y charlar un rato”, ha explicado.

Quienes procuran no contar aún los días que les quedan para la llegada a Barcelona son Andy Meiklejohn y Wouter Verbraak, que navegan al suroeste de Cabo Verde y siguen buscando en vano unos vientos alisios que han desaparecido con la sustitución del anticiclón de las Azores por una depresión centrada entre estas islas y Madeira. Estos clásicos vientos del nordeste reaparecerán probablemente dentro de unos días y obligarán al Hugo Boss a ceñir las casi 2.000 millas que les quedan hasta llegar a Gibraltar.

Gerard Marín afronta casi como una minucia las últimas 2.800 millas de Atlántico a bordo del Fòrum Marítim Català, que esta tarde ha cruzado el ecuador: “Hace 3 años que iba a participar en mi primera Mini Transat, y cruzar el Atlántico me causaba mucho respeto, pero ahora ante esas mismas 2.800 millas que nos separan del Mediterráneo tengo la sensación de que ya casi estoy en casa”.

El Renault Z.E. completa el podio de la Barcelona World Race

© Jorge Andreu / Barcelona World Race

Pachi Rivero y Toño Piris han cruzado la línea de llegada de la Barcelona World Race a las 08:47:36de esta mañana. Los dos navegantes cántabros acaban terceros, pero son los segundos que completan el recorrido sin haber realizado ninguna parada. Han tardado 97 días, 18 horas, 47 minutos y 36 segundos. Pachi Rivero es el segundo navegante que ha completado el recorrido en las dos ediciones de esta competición.

Esta mañana, a las 08 horas, 47 minutos y 36 segundos, el Renault Z.E. ha cruzado la línea de llegada de la Barcelona World Race, situada frente al hotel W. Pachi Rivero (47 años) y Toño Piris (47 años) han empleado 97 días 18 horas, 47 minutos y 36 segundos para hacer el recorrido teórico de 25.200 millas, a un promedio de 10,79 nudos. De hecho han navegado 28.554 millas, a una media de 12,17 nudos.

Junto a Jean-Pierre Dick, Pachi Rivero es el único navegante que ha completado las dos ediciones de la Barcelona World Race. En la primera edición, Pachi finalizó en cuarto lugar en el Mutua Madrileña. En esa oportunidad, junto a Javier 'Bubi' Sansó, empleó 99 días, 12 horas, 18 minutos. Para Antonio Piris ésta es su tercera vuelta al mundo completada. Fue tercero en la Whitbread 1993-94 y sexto en la de 1997-98.
 

Justo después de pasar la línea de llegada y antes de dirigirse a la recepción en el Portal de la Pau, Pachi Rivero ha declarado: "Es un honor haber podido completar la vuelta sin hacer ninguna parada y con este podio final. Quiero felicitar también a los dos primeros. El nuestro ha sido un trabajo que nos deja muy contentos. Hemos vuelto sin para, con el barco entero y haciendo podio. El secreto es que hemos sido un equipo, con un equipo de tierra que nos apoyó siempre y ha estado con nosotros en cada momento para que podamos completar la vuelta sin parar ".

Toño Piris, por su parte, añadió: “Para mí ha sido una experiencia nueva, un reto importante que hemos podido cumplir, con lo cual me siento feliz. Ha sido un papel digno y una experiencia inolvidable. Lo de esta mañana fue increíble, pensábamos que llegábamos pasados de vela y al final nos cogió esta encalmada. A lo largo de la regata hemos tenido días malos, sobre todo a la salida del Mediterráneo pero hemos podido remontar. En ese momento no imaginábamos el podio. Fue una sorpresa, pero el ir progresando nos motivó mucho. El secreto de la remontada fue que Pachi que es un Mc Guiver y tiene una fuerza moral impresionante”.

El Renault Z.E. acaba tercero y completa el podio de la Barcelona World Race

·        Pachi Rivero y Toño Piris culminan la vuelta al mundo sin parar en 97 días y 18 horas

·        “Hemos cumplido el objetivo” destacan los dos copatrones cántabros a su llegada

·        Los dos aseguran que la clave del éxito ha sido compartirlo todo y el apoyo del equipo de tierra

 

LA REGATA DEL RENAULT Z.E.

Tras un comienzo irregular, Pachi Rivero y Toño Piris completan una muy buena Barcelona World Race. En 20 días remontan de la decimosegunda posición a la quinta en el Atlántico. A partir de allí exhiben una gran regularidad y logran ponerse terceros en el estrecho de Cook, una posición que mantienen hasta Barcelona.

La frase “de menos a más” le cae a la perfección a la Barcelona World Race del Renault Z.E. Ante la primera decisión estratégica del Mediterráneo, deciden navegar más al este del grueso de la flota y se descuelgan de la cabeza. 49 millas en un día es todo un lastre para la primera jornada. En el mar de Alborán, viene la segunda penalización meteorológica. Eligen ir junto a la costa española y se quedan desventados y con corriente en contra en la puerta del Estrecho. No cruzan Gibraltar hasta el 5 de enero. Lo hacen en undécima posición, a 300 millas del líder, detrás del We Are Water y por delante del Fòrum Marítim Català con quien se alternan los puestos 11 y 12 de la clasificación durante un par de días.

El 9 de enero,Pachi Rivero y Toño Piris logran pasar Canarias por el oeste en décima posición a 380 millas del líder. Ese día están a 80 millas del GAES Centros Auditivos, a 110 del Neutrogena y comienzan a separarse del grupo de atrás. El 11 de enero superan Cabo Verde por el oeste. Como ese día se retira el Président, se colocan novenos y comienzan una gran escalada. Al día siguiente pasan al GAES Centros Auditivos y se ponen octavos a 240 millas del Neutrogena que es el que cierra el segundo grupo, formado por el Estrella Damm, el MAPFRE, el Mirabaud y el Groupe Bel. Están a 506 millas del líder.

Sin embargo la defensa de puesto ganado al GAES Centros Auditivos es trabajosa. Entre el 13 y el 18 de enero, entre el Atlántico Norte y calmas ecuatoriales, alternan posiciones con las chicas. En ese momento los cántabros ponen rumbo oeste y se separan del grueso de la flota. Rápidamente la decisión da frutos. El 19 sacan una tajada momentánea de la opción oeste extrema tomada por el Foncia, el Virbac-Paprec 3 y el MAPFRE y se ponen sextos. Al día siguiente la clasificación los muestra en séptima posición, pero la realidad indica que no han perdido un puesto, sino que han ganado dos. Es que ese día el Foncia, el Virbac-Paprec 3 y el MAPFRE vuelven a aparecer delante del Renault Z.E., como estaba previsto, pero los cántabros ya están delante del GAES Centros Auditivos y del Neutrogena. El 22 de enero, el que sufre la galopada de Pachi y Toño es elMirabaud, ya son sextos. Y cuatro días después, con la retirada del Foncia son quintos. Del decimosegundo al quinto puesto en veinte días.

La persecución del Índico

Febrero es el mes en el que Pachi y Toño se dedican a sembrar en el Índico para cosechar en el Pacífico. Es el tiempo de la gran persecución por los mares del sur. Comienzan el mes a 150 millas del Groupe Bel y el Estrella Damm, que navegan a la vista uno del otro. Están a 850 millas del Virbac-Paprec 3 y 300 del MAPFRE. El 12 de febrero pasan el Cabo Leeuwin alrededor de 400 millas por detrás del Groupe Bel y 700 detrás del Estrella Damm.

Nueve días después el Groupe Bel y el Estrella Damm paran en Wellington para hacer reparaciones. El Renault Z.E. sale del estrecho de Cook en tercera posición. Está a más de 600 millas del MAPFRE, pero ya está en posición de podio y no va a abandonar ese lugar hasta llegar a Barcelona. Sólo el Neutrogena en el Pacífico puso en peligro real esa posición. Boris Herrmann y Ryan Breymaier llegaron a ponerse a 20 millas de la popa del Renault Z.E. el primer día de marzo.


El 7 de marzo los cántabros doblan el cabo de Hornos en tercera posición y dos días después el Groupe Bel se detiene en Ushuaia, para luego abandonar. De esa manera sólo quedan dos barcos en la persecución del Renault Z.E., el Estrella Damm y Neutrogena, separados por sólo una milla entre ellos, y a 470 millas de Pachi y Toño.

Una ceñida eterna

El anticiclón de Santa Helena enciende las primeras alarmas del Renault Z.E. Una compresión muy grande le permite al Estrella Damm y el Neutrogena acercarse a menos de 150 millas de los cántabros. El acordeón persiste hasta la salida de las calmas ecuatoriales. La menor diferencia es de 76 millas el 24 de marzo. Pero el primero de abril vuelve a ser de 250 millas. 

Por si por algo se ha caracterizado esta subida del Atlántico, es por la interminable y agotadora ceñida en que se convirtió todo este océano para el Reanult Z.E. y sus perseguidores. A tal punto que durante esta parte del recorrido sufren el peor problema de la regata en la vela mayor, aunque lo solventan sin consecuencias.

Cuando parecía que ya se había acabado lo peor, el 4 de abril Gibraltar recibe a los patrones cántabros con más ceñida y viento de 40 nudos con ola de cara. El buen hacer marinero de Pachi y Toño evita cualquier problema y sortean su última tormenta sin daños. Aunque aún, en su camino a la llegada aún les esperaba una encalmada que retrasó su llegada hasta las primeras horas del día 8 de abril.

Las esperas se prolongan

La alta presión instalada en el golfo de León retrasa el ritmo de las llegadas

El Estrella Damm, frenado entre Baleares y Barcelona, no llegará antes de las 10:00 de mañana.

El Neutrogena está encalmado en el mar de Alborán.

 

 

 


Tel: +34 91-6319190           info@fondear.com 


© Copyright 2011   Fondear, S.L.