e-Magazine       Home         

Art. Barcos

Catálogo Boats

Ocasión

Financiación

Seguros

Megayates

InfoNáutic

Charter

Empresas

Motos Agua

Tienda

Eco-Náutica

Noticias

Regatas

Tablón

Foro

 
 
 

     
 

Ruta del Ron 2010; Victoria del Groupama 3 con Franck Cammas

Emocionante, dura y muy concurrida. Un ritmo infernal alrededor del anticiclón de las Azores. Cammas ganador de la categoría reina, Lemonchois ganador en Multi 50 después de ganar la pasada edición con su Gitana 11 en grandes multicascos. Roland Jourdain vuelve a ganar en IMOCA con su Veolia. Participantes rescatados en apuros, duelos de titanes y nombre míticos como son Michel Desjoyeaux, Roland Jourdain, Bernard Stamm, Joyon… La élite mundial en una de las carreras más intrépidas y rápidas del planeta..

Emocionante hasta el final con 5 categorías y 5 ganadores. Dura, pues atravesar el Atlántico en solitario obliga a grandes esfuerzos y sacrificios por parte de los participantes, y concurrida… Tan concurrida que la organización tiene que limitar el número de participantes a 75 veleros. Así ha sido la Ruta del Ron en esta edición 2010.

Los participantes hacen cualquier cosa, y cualquier apaño en alta mar con tal de continuar. Así por ejemplo Lionel Lemonchois vió como se arrancaba su carro de escota y subía al tope de palo sin posibilidad de ser bajado y a pesar de ello ha logrado la victoria. En demasiadas ocasiones la mala mar obliga a realizar continuos ajustes en las velas para no destrozar el barco, pero dejando mucha potencia en el plano vélico para evitar ser alcanzado o poder cazar al adversario. Días y días sin apenas tiempo para echar una cabezada de cómo mucho quince minutos seguidos.

Bernard Quentin tuvo por ello que ser evacuado de su trimarán Cote d’Or II,  in extremis  por la armada Española, extenuado por el sobreesfuerzo continuo.

 

Cuando llega la noche

La soledad se hace aún más grande y envuelve a toda la flota de la Ruta del Ron. Hay que preparar el trapo y procurar no hacer demasiadas maniobras en la oscuridad pues el peligro es mucho mayor. Es el momento de pensar en las estrategias y las posibles expectativas. Todos los marinos esperan la salida de la luna para comprobar sus velas.

En cabeza el Groupama III avanza como una flecha aprovechando la ruta sur escogida con acierto por el experimentado Franck Cammas. La tensión de sentirse perseguido por otros grandes participantes aumenta la tensión del momento.

Por el norte avanzan vertiginosamente los IMOCA capitaneados, por el momento, por Jourdain, pero seguido muy de cerca por Vincent Riou (PRB). Pero todos miran de reojo al Foncia de Michel Desjoyeaux dos veces ganador de la legendaria Vendée Globe que ha escogido la ruta sur, lo cual finalmente se mostró como una elección equivocada.

Pero la flota también acoge a dos participantes femeninas que no se dejan impresionar por nombres tan conocidos. Malouine Servanne y Anne Casaneuve alcanzarán la meta tras una juiciosa navegación.

 

Batalla en el Atlántico

A mitad de trayecto Groupama III sigue empujando con decisión mientras que el Sodebo pilotado por Thomas Coville le pisa los talones a menos de 300 millas. Pero Cammas conoce muy bien su trimaran y sabe aguantar la ventaja frente a su inmediato perseguidor, a pesar de no haber atravesado aún la depresión que ya ha cruzado más al norte el Sodebo. Durante esta transición Cammas ha tenido que soportar fuertes aguaceros y repetidas maniobras debido a los continuos cambios de viento, tanto en dirección como en intensidad. El suspense continúa y cualquier cosa podría ocurrir pues los tripulantes ya llevan casi 5 días de pleno esfuerzo y los barcos están bien castigados. El Imoca “Groupe Bel” abandona la regata al romper el eje en el que pivota la quilla basculante de su barco.

La batalle del Atlántico ha sido complicada por las condiciones variables. El viento ha forzado un ritmo físico elevado a los navegantes obligando a trimar constantemente el plano vélico sin descuidarse ni un momento frente al acechante peligro de un posible vuelco. El material va al límite y es difícil dosificar el esfuerzo. Cuando el barco se arranca con puntas de más de 40 nudos sientes la presión del material en tu cuerpo. El acongojo no te permite dormir ni un solo minuto. Cuando la cosa va un poco más calmada te permites 20 minutos de sueño pero en total no pasas de las 2 ó 3 horas al día.

 

Las últimas horas

La meteo manda y cerca de la llegada se formó una inmensa bola sin viento que hubo que negociar con condiciones bastante aleatorias a base de bordos y mucha dedicación. El marcaje fue continuo durante las últimas horas de la regata. Pero el Groupama III mantiene más de 300 millas de ventaja y Franck puede emplearse sin preocupaciones sobre el plano vélico sacando el solent y largando los rizos uno tras otro. A pesar de sacar todo el trapo la velocidad baja de 19 a 10 nudos.

Mucho más atrás el multicasco “Crêpes Whaou” destroza la proa del casco central al impactar con algo no identificado. Franck Yves ni siquiera puede asegurar si ha sido una “bofetada” de una potente ola la que ha roto su casco. El fragmento de fibra cuelga haciendo un ángulo de 90º y frenando brutalmente el barco. La solución pasa por cortar el fragmento arrancado y hacer un apaño con tejido de vela que evite la penetración del agua en el patín central. Franck Yves tendrá que navegar lentamente hacia Guadalupe con los tanques de lastre de popa inundados para apopar el barco y evitar las vías de agua por la proa.

Mientras tanto el trimarán “Actual” de Ives Le Blèvec sufre una avería en el brazo de proa estribor que une los patines, debido al fuerte movimiento del barco en un mar  con "agujeros" de 5 metros. Thomas Ruyant a bordo del “Destination” pasa a 3 metros por su amura una gran ballena. ¡Tan cerca que llega a sentir su olor! 

 

Victoria para Franck Cammas

Ha atravesado el Atlántico en 9 días y 3 horas haciendo una media de 20,4 nudos en una derrota muy alejada de la ortodrómica de 3.539 millas haciendo 4.471 millas. Cammas entra a formar parte del reducido grupo de ganadores de la Ruta del Ron sucediendo a Mike Birch, Marc Pajot, Philippe Poupon, Florence Arthaud, Laurent Bourgnon, Michel Desjoyeaux, y Lionel Lemonchois.

Manejar en solitario el enorme Groupama III de 31,5 metros de eslora con una manga de 22,5 metros es toda una proeza que requiere talento y un gran esfuerzo. El trimarán está preparado para ser manejado en condiciones de máximo rendimiento por una tripulación de 10 profesionales.

Desde la línea de salida en la que Franck tomaba la delantera de la regata, sus asesores de ruta y equipo en tierra le aconsejaron las mejores opciones para conservar este puesto hasta el final. Con esta victoria, Franck Cammas añade un título más a su impresionante palmarés de triunfos.

Franck Cammas “La Ruta del Ron es un sprint de comienzo a fin. Estoy muy fatigado y físicamente la prueba es muy dura. El Groupama III es un barco muy estable y esto me ha ayudado a descansa, pero cuando vas en cabeza estás muy estresado y tienes ganas de ir aún más rápido para preservar tu ganancia. Cuando estás en cabeza te olvidas del dolor y del esfuerzo. La carrera es bastante corta”.

 

Más ganadores

Francis Joyón en su Idec entraba 10 horas después en segunda posición de la categoría ULTIME tras navegar 4.181 millas náuticas. Thomas Coville y su Sodebo entran en 3º posición tras 10 días y 3 horas de navegación.

En la clase IMOCA el genial Roland Jourdain lograba la victoria a bordo de su Veolia de 60 pies, consiguiendo con ello un nuevo triunfo pues también ganó la primera plaza en la última edición de 2006 de esta regata. Su tiempo de carrera ha sido de 13 días y 17 horas a una velocidad media sobre la ortodrómica de 10,7 nudos.

1.500 millas atrás Etienne Giboire volcaba en su pequeño trimarán ATN siendo rescatado poco después en su balsa salvavidas por el servicio de salvamento portugués ubicado en las islas Azores.

En la Clase 40 y tras 27 días y 36 horas, Thomas Ruynat vence con su "Destination Dunkerque" haciendo una media de 8,2 nudos de velocidad.

 

Roland Jourdain: “Siempre decimos que la última carrera ha sido la más dura, así lo dije hace 4 años y era verdad, y en esta ocasión también ha sido duro, pero me he sentido en resonancia. Todo ha ido perfecto en todo momento a pesar de haber salido mal por culpa de un lío con el calcetín del genaker".

"Me he entendido a la perfección con el barco y en cierto sentido nos hemos hecho inseparables. Sabía que el barco era perfecto pero también sabía que las monturas de los demás eran excelentes. Nunca lo diremos lo suficiente, pero es que esto de la vela es un trabajo de equipo y el barco es una joya verdaderamente bien afinada. Se trata en todo rigor de una energía colectiva y puesta en común lo que me ha llevado a la victoria".

"En carrera haces cosas que ni se pasarían por la cabeza durante un entrenamiento, como lanzar un genaker en plena virada. Y la verdad es que estamos peor pagados que los futbolistas, pero cuando llega el momento de navegar pienso que tenemos la mejor profesión de toda la tierra y además nuestra carrera profesional dura más. Son pocos los momentos en los que uno se siente en fase y en sintonía con la vida. Sabía exactamente cuando tenía que acelerar o largar escotas y eso crea confianza y complicidad que tu barco. En ningún momento mis sponsors me han presionado y es algo que agradezco mucho. Hemos arriesgado y hemos ganado, aunque otras veces se pierda, el esfuerzo es el mismo. Esta victoria es muy importante para mí porque en vela no tienes un partido todos los sábados como ocurre en el futbol, como mucho tienes una regata importante al año. No había ganado nada desde la última ruta del ron y esto me permite pasar una página en mi carrera. Lo importante en la vida es no arrepentirse de nada de lo que hayas hecho o dejado de hacer. “

En la categoría Multi50 ha sido Lionel Lemonchois quien ha ganado la prueba con su trimarán “Prince de Bretagne”, haciendo la travesía en 15 días y 4 horas, incluido el retorno a puerto cuando se encontraba frente a las costas españolas el segundo día de carrera debido a la avería en su carril de mayor. A pesar de ello Lemonchois ha sabido recuperar todo el tiempo perdido hasta ponerse en cabeza y llegar en primer lugar de su categoría. Con esta primera plaza ya son dos las victorias conseguidas por Lionel en esta regata, y el único en hacerlo en dos categorías distintas.

Lionel Lemonchois: “cuando tuve la avería pensé en todas las soluciones y a pesar de ir en cabeza no tuve más remedio que regresar a reparar aunque pareciera inconcebible. Luego todo ha ido muy bien y pude recuperar el tiempo perdido, aunque me hubiera conformado con algún puesto del podio. El trimarán va muy bien y es muy rápido. He logrado puntas de 30 nudos lo cual, con sinceridad, me ha extrañado. En ningún momento he tenido miedo. A la llegada Franck Cammas ha salido con su Groupama a buscarme. Ha sido magnífico y me alegro mucho por su victoria. Creo que se la merecía y ha sabido pilotar a tope su increíble máquina".

 

 

Las clases de la Ruta del Ron

La organización limita el número de participantes a 75 veleros, organizados en 5 categorías con grandes Multicascos, Multicascos hasta 50 pies, IMOCA, Clase 40 y los más pequeños en la categoría Rhum. Por ello son 5 los podios y mucha la emoción ofrecida por estos héroes del mar que atraviesan el Atlántico desde Saint-Malo Francia hasta la isla de Guadalupe en solitario y sin escalas.

Multicascos Clase ULTIME: Eslora superior o igual a 60 pies sin límite de eslora. Son los barcos más rápidos capaces de “volar” ¡con puntas superiores a los 40 nudos!

Multicascos Clase Multi50: Son los que entran en las reglas de multicascos de 50 pies.

Monocascos Clase IMOCA: Veleros monocascos que cumplan las reglas IMOCA

Monocascos Clase 40: Veleros monocascos que cumplan las reglas Class40.

Monocascos Clase Rhum: Monocascos que tengan una eslora entre 39 pies y 59 pies.

Ganadores 2010

 

Multicascos Clase ULTIME: Franck Cammas - "Groupama 3"

Multicascos Clase Multi50: Lionel Lemonchois - "Prince de Bretagne"

Monocascos Clase IMOCA: Roland Jourdain - "Veolia Environnement"

Monocascos Clase 40: Thomas Ruyant - "Destination Dunkerque"

Monocascos Clase Rhum: Andrea Mura - "Vento di Sardegna"

 

 

 

La anterior edición 2006 fue alucinante con un Lionel Lemonchois vencedor de la categoría reina a bordo de su Gitana 11 con el que destrozó el record del Atlántico cruzando el océano en 7 días y 17 horas y ¡haciendo una media cercana a los 20 nudos!

En la Ruta del Ron 2006 disfrutamos del mejor duelo de los últimos años con una llegada a meta sin par y en categoría IMOCA, Roland Jourdain (Veolia) y Jean Le Cam (VM-Materiaux), alcanzaban la meta en suspense, separados solo 26 minutos después de atravesar todo el Océano.


 

 

 

 

 


Tel: +34 91-6319190    info@fondear.com 


© Copyright 2010    Fondear, S.L.