e-Magazine       Home         

Art. Barcos

Catálogo Boats

Ocasión

Financiación

Seguros

Megayates

InfoNáutic

Charter

Empresas

Motos Agua

Tienda

Eco-Náutica

Noticias

Regatas

Tablón

Foro

 

2006

 

     
 

Todas las ediciones

 

 

1978: La Transat de la libertad

Así la concibió su creador Michel Etevenon, ya que en ella compitieron multicascos y monocascos todos juntos y sin distinciones de clases, sin restricciones de tamaños y abierta para todo aquel que quisiera participar. Todos bajo las mismas reglas de juego, y pudiendo contar con toda la ayuda exterior que desearan.

 

En esta edición desaparece el navegante Alain Colas. En total toman la salida 38 participantes de los cuales solo una decena son verdaderos barcos de regatas, y en la llegada casi saltan "chispas". El Kriter V es un largo monocasco de color azul  pilotado por Michel Malinosvsky que va en cabeza de carrera desde prácticamente el comienzo. Pero 2 millas antes de la llegada el Olympus Photo, un pequeño tramarán pilotado por el Canadiense Mike Birch le adelanta y gana la carrera por sólo 98 segundos. 98 segundos tras una travesía del Atlántico, habiendo realizado recorridos distintos, habiendo atravesado tormentas de 50 nudos de viento...

 

1982: 52 barcos en la salida

Esta vez hay muchos profesionales de la vela en la salida. Se establecen 5 clases de barcos diferentes pero ninguna de ellas está sometida a ninguna limitación. Se utilizan por primera vez las radiobalizas Argos que permiten conocer en todo momento la posición de los participantes. Por ello se gana mucho en seguridad y se sigue más atentamente los cambios en las posiciones de la regata. A cambio se pierde un poco la sensación de inmensidad del Océano.

 

Aparecen los grandes multicascos como el Elf Aquitaine de Marc Pajot o el Riguidel de 27 metros de eslora. Muchos barcos acaban rompiendose algunos sin posibilidad de llegar a la meta y otros muy maltrechos. En total 19 abandonos de entre los cuales hay catamaranes y trimaranes volcados, roturas de palos, y perforaciones de cascos por objetos flotantes como el del Paul Ricard de Eric Tabarly.

 

 

1986: Un carrera llena de abandonos

Están presentes los mejores Skippers aunque hay menos participantes que en el 82. El tamaño de los barcos sigue creciendo y ya más de 13 barcos miden más de 23 metros de eslora, todos ellos pilotados en solitario. Se aprecia una clara tendencia hacia los Catas y también aparecen 9 trimaranes con extraños apéndices en forma de alas acuáticas: Los hidrofoils.

 

Al poco de darse la salida ya empiezan los problemas. Loïck Peyron con el "Lada Poch" rompe el palo. Paul Vatine (Nems Luang) se estrella contra un carguero y Tony Bullimore (Apricot) choca contra algo flotante entre dos aguas. Hervé Cléris con el Fnac vuelca irremediablemente, y Olivier de Kersauson (Poulain) tiene serios problemas con el aparejo.

 

Las depresiones se suceden una tras otra sin dar tregua a los participantes y la masacre continúa. En el Charente Maritime se producen problemas estructurales, el Jet Services rompe el palo y al Côte d'Or II se le desprende una parte de uno de sus flotadores. La violencia del temporal entrega vientos de 60 nudos lo que origina a su vez el vuelco del Stalaven. Aparece a la deriva el Royale volcado, pero Loïc Caradec ha desaparecido...

 

Philippe Poupon (Fleury Michon VIII) ha soportado las embestidas de la tempestad y ahora acelera rumbo Sur. Le siguen Bruno Peyron (Ericsson), Lionel Péan (Hitachi) et Mike Birch (Tag Heuer) y alcanza la meta con 48 de ventaja frente a Bruno Peyron. El primer monocasco en llegar es el Macif pilotado por Lenorman.

 

 

1990: Una regata; Una mujer

Los trimaranes se imponen definitivamente sobre los catamaranes. El ritmo impuesto por estos Formula-1 del mar es brutal. En noviembre siempre aparecen depresiones en el Atlántico y por tanto las averías se suceden una tras otra. Jean Maurel rompe el palo de su Elf Aquitaine III. La deriva de Laurent Bourgnon cocha con algo y origina una importante vía de agua que no comunica a la organización y consigue controlar con las bombas de achique. Bertrand de Broc rompe e mástil de su "Groupe LG", y muchos barcos se ven obligados a detenerse en las Azores.

 

Tres trimaranes se desmarcan de todos los demás: Al Norte Philippe Poupon, en el centro Florence Arthaud y en el Sur Mike Birch. En esos momentos empieza a destacar una joven mujer que navega sin la electrónica de ayuda meteo. Desde tierra recibe telex que le indican la mejor ruta. Rompe la toma de rizos, se estropea el piloto automático y el enrollador de vela de proa funciona muy mal. Durante una tormenta tiene que pasarse dos días y dos noches a la caña de gobierno sin poder dormir. Las olas mojan y dejan totalmente inutilizable la VHF y el Telex. Y para colmo se hace un corte que la provoca una fuerte hemorragia lo cual la hace dudar en si disparar o no su radiobaliza de emergencia. Pero el viento afloja y consigue reparar uno de sus pilotos automáticos. Privada de toda comunicación navega sin saber nada de los demás. Ya cerca de Guadalupe una avioneta de periodistas la sobrevuela y la lanzan un mensaje comunicándola que se encuentra a la cabeza de la carrera! Florence Arthaud se alza con la victoria logrando una hazaña épica.

En monocascos Titouan Lamazou ganador del Vendée Globe logra batir a todos los demás a bordo de su Ecureuil d'Aquitaine.

 

1994: Menudo Podio

Solo parten 24 participantes y compiten en dos carreras distintas dentro de una, los multicascos y monocascos, casualmente 12 de cada uno de ellos. El catamarán de Jean Maurel pierde su morro y tiene que desviarse a Brest. Mike Birch rompe el palo y regresa con aparejo de fortuna. Halvard Mabire corriendo en el "Cherbourg Technologies" pierde la quilla y queda patas arriba siendo localizado por su baliza de emergencia. El marino se encuentra agarrado al timón y el barco se hunde 10 horas después.

 

Loïck Peyron lleva la batuta de la carrera al haber tomado una ruta Norte más favorable. Mientras tanto Fujicolor II rompe el palo. Laurent Bourgnon ha encontrado un frente frío y se hace con la cabeza de carrera. Los nuevos monocascos de 60 pies son verdaderos misiles. En el podio dos multicascos y dos monocascos.   

 

1998: MacArthur y su 50 pies

Se presentan 19 multicascos y 18 monocascos en la salida de Saint-Malo. La regata celebra su 20 aniversario en esta sexta edición. La salida es muy emocionante. Yvan Bourgnon (Yprema) rompe el mástil y el viento sigue subiendo. Victor Jean-Noël (Région Guadeloupe - RFO) rompe también su palo y Bernard Mallaret pierde el control de su novedosa quilla orientable. Eric Dumont se hace un tajo en el brazo con su cuchillo al trepar por el palo para arreglar una driza. Algunos como Eric Dumont bajan mucho al sur frente a las costas de Marruecos y hasta las Islas Canarias. Paul Vatine prefiere hacer ruta por el Norte y se quedará 'clavado'. Finalmente Laurent Bourgnon, Alain Gautier, Marc Guillemot y Franck Cammas llegarán en un puño a la llegada en Guadalupe.

 

 

MacArthur-Desjoyeaux, les vainqueurs de 2002.

Yves Parlier no pudo estar en la salida debido a las lesiones sufridas en una caida en parapente, y confía su 60 pies a Thomas Coville que gana en su clase de monocascos siendo 'rutado' desde tierra por el mismo Yves Parlier.

Laurent Bourgnon lleva el genaker hecho jirones y a pesar de ello consigue contener a Alain Gautier y además choca contra un cetáceo solo unas horas antes de la llegada. Ellen MacArthur de 22 años de edad y con su 50 pies, se hace con la victoria tras adelantar a todos los 60 pies de los competidores.

 

 

 

2002: Año de todos los records

58 participantes se dan cita en 2002 pero también se bate el record de abandonos... En total llegan a a la llegada 28 barcos, y de los 18 multicascos participantes sólo llegan a meta 3 de ellos. Otro record; dos monocascos llegan en tiempo real por delante del primer multicasco clasificado, como consecuencia de la salida anticipada un día de los monocascos sobre los multicascos. Las condiciones del mar son dantescas con vientos sostenidos durante una semana de 30 a 40 nudos y rachas de hasta 60 nudos. En el golfo de Gascoña, se suceden numerosas averías. La meteo se complica todavía aún más ya que se desarrolla una segunda depresión que caza en medio a varios trimaranes y refuerza de forma virulenta el ya de por sí preocupante estado de la mar, con rachas de 75 nudos y olas brutales.

 

Muchos hacen Sur buscando los aliseos, otros intentan mantenerse como pueden sobre la ortodrómica. Finalmente de los 18 multicascos, sólo consiguen llegar Michel Desjoyeaux (Géant), Marc Guillemot (Biscuits La Trinitaine) y Lalou Roucayrol (Banque Populaire). En monocascos IMOCA vence Ellen MacArthur.


 

 

 


Tel: +34 91-6319190           info@fondear.com 


© Copyright 2006      Fondear, S.L.