e-Magazine       Home         

Art. Barcos

Catálogo Boats

Ocasión

Financiación

Seguros

Megayates

InfoNáutic

Charter

Empresas

Motos Agua

Tienda

Eco-Náutica

Noticias

Regatas

Tablón

Foro

   
 

     
 

Luchar por la boya de Barlovento

 

 

Durante una regata, en la llegada a la primera boya, la flota todavía no ha podido disgregarse, y por ello es normal adivinar el tapón que se puede formar y los riesgos de abordajes y colisiones en las cercanías de dicha boya.

 

Hacer bien la maniobra del paso de boya supondrá una gran ventaja y hay mucho que perder si nos equivocamos en ella. Lo primero que debemos decidir es el lado por el que llegaremos a la boya de barlovento.

Podremos acercarnos a la boya por los dos laylines o directamente desde el centro del campo de regatas. La elección dependerá del viento y de la posición de la flota. Cuando el viento viene del lado izquierdo del campo (como en la 1º imagen) es aconsejable acercarse por el lado izquierdo ya que tendremos más capacidad de maniobra. Si el viento viene de la derecha de la boya, (ver segunda imagen) no cabe la menor duda en la decisión, ya que además de la mejoría de ángulo con el viento tenemos la ventaja de la prioridad. La cuestión radica en conocer de que dirección sopla el viento en la boya.

Si algún barco por delante nuestro ya ha llegado, debemos estar atentos a su maniobra para ver la dirección del viento justo en el momento en el que éste vira. Si al llegar a la boya el viento ha rolado un poco, debemos aprovechar esta rolada y tomar la boya por el lado al que vire el viento. 

Pero todo lo dicho hasta ahora será válido si el viento sopla con igual intensidad a ambos lados de la boya, ya que si hay mas fuerza de viento en uno de los lados la decisión puede cambiar totalmente. Para conocer la fuerza del viento a cada lado, nos fijaremos en la superficie del agua para detectar alguna irregularidad o cambio de textura que nos indiquen las posibles rachas. Salvo si tenemos un temporal, escogeremos siempre el lado por el que sopla el viento de más intensidad.

 

Pero la flota también puede hacernos tomar la decisión final. Si por ejemplo muchos barcos están pasando la boya por la derecha de este hipotética campo de regatas (según se observa en el dibujo), no deberíamos cruzarnos y llegar desde la izquierda, (barco azul), pues nos veremos inmersos en una zona de viento sucio creado por el desvente de todos los demás barcos.

La zona de viento sucio puede llegar a más de 10 veces la eslora de los barcos que crean las turbulencia. No sólo nos veríamos forzados a navegar en la zona desventada. Además atravesaríamos todos los barcos que ya han pasado la boya. Y para colmo no tendríamos la prioridad en ninguno de los cruces. Un barco que ya ha virado y se dirige a tomar la baliza tiene preferencia sobre otro que aún tiene que virar. Para evitarlo debemos navegar por el lado correcto y ligeramente al exterior del layline.

 

Si llegamos amurados a babor (barco azul en la figura), deberíamos ceder la prioridad y por ello tendríamos que abatir y pasar por la popa de los que vienen por la derecha de este campo (barcos rojos). Todo ello hace que en muchas ocasiones la llegada a la boya sea ejecutada normalmente y especialmente en la 1ª boya de barlovento, amurados a estribor. Pero en todo caso la maniobra debe ser elegida y explicada a la tripulación con unos minutos de anticipación para dar tiempo a organizarse.

 

 

Las diferentes maniobras para afrontar la boya de barlovento

 

 

Existen 4 formas de hacer la maniobra una vez llegados a la boya, cada una con ventajas e inconvenientes. Dependerán de la forma que atacamos la boya y la amura con la que salimos de ella. En cualquier caso lo importante es que el barco no pierda velocidad y por ello con vientos flojos, la mejor maniobra será la más sencilla.  No deje para el último segundo la elección de su táctica ya que conseguirá despistar a toda la tripulación y lograr un perfecto fiasco en la maniobra.

Bare -Away: La más sencilla. Spi lanzado sobre la misma amura por la que llegamos. Una vez pasada la boya caeremos drásticamente al viento e izamos spi.

Tack-Set: Llegaremos por el lado de babor lo cual nos obliga primero a virar y pasar la boya para luego izar spi nada más acabar la virada que coincide justo en la boya.

Gybe-Set: Tras pasar la boya caemos al viento y hacemos trasluchada para cambiar de bordo. Mientras el barco traslucha se iza el spi. Desaconsejada con viento flojo.

A la Italiana: Todo completo ya que llegamos a la boya para hacer un viraje delante de ella y posteriormente hacemos trasluchada con izada del spi. Muy desaconsejable con poco viento. En el fondo se trata de hacer un Tack-Set seguido de un Gybe-Set.

 

 

¿Quien cede la prioridad?

 

 

Si dos barcos llegan por amuras contrarias, el amurado a estribor (el de la derecha de la boya) es el que tendrá siempre la prioridad. Si dos barcos navegan en la misma amura, el de sotavento tiene la preferencia. En la imagen anterior, cuando los dos barcos (rojos) llegan por estribor y justo a la misma distinta de la boya, será el barco del interior el que tiene toda la prioridad obligando al del exterior a ceder el paso y la maniobra. Para medir quien llega primero se debe trazar un circulo de radio tres esloras alrededor de la boya. El primero que llegue a este círculo imaginario de radio 3 esloras, será el que tenga la prioridad.  Y si llegan exactamente en el mismo momento, el que quede en el interior será el que tiene la prioridad.

Si el barco exterior (rojo en la imagen) llega solo un par de metros antes al circulo de la boya, el barco del interior tendrá que frenar su barco y pasarlo por la popa buscando la maniobra por el exterior. En este caso el que se acerca por fuera del laylaine tiene las de ganar ya que puede abatir, cerrando al contrario y además ganando algo de velocidad al dejar de ceñir al máximo.  Por ello lo importante es llegar el primero a la zona alrededor de la boya.

 

 

 


 

 

 


Tel: +34 91-6319190          info@fondear.com 


© Copyright 2013.    Fondear, S.L.