e-Magazine       Home         

Art. Barcos

Catálogo Boats

Ocasión

Financiación

Seguros

Megayates

InfoNáutic

Charter

Empresas

Motos Agua

Tienda

Eco-Náutica

Noticias

Regatas

Tablón

Foro

 

2007

 

     
 

 Dalton; Un navegante infatigable

“JAMÁS ME DARÉ POR VENCIDO PORQUE ABANDONAR ES UNA FALTA DE CARÁCTER Y DE CORAJE”
 

Tras llegar a duras penas a Norfolk, Graham Dalton decide no abandonar y continuar hasta Bilbao.  Tras completar las 2 etapas de la VELUX 5 OCEANS, el tenaz skipper no podrá competir en la 3ª etapa pero navegará hasta Bilbao para completar su propio viaje personal.  “Creo que todos los patrones y la afición estamos de acuerdo en que Dalton siga oficialmente en regata”.


Ha tenido que afrontar terribles tormentas, problemas con los timones, roturas en el aparejo, vientos de 50 Km/hora y olas gigantes que le hicieron temer por su vida por lo que llegó a llamar por satélite para despedirse de su familia. LLegó a brasil para reparar el timón y cae enfermo, le roban los instrumentos del barco, y cuando vuelve a partir pierde el bulbo en el puerto de Fortaleza. Fabrica uno nuevo y le sorprente una enorme tormenta que le revienta el génova y que le obliga a buscar refugio.

A las 02:57 hora local (08:57 hora española) de hoy, miércoles 25 de abril, el más que valiente navegante solitario Graham Dalton llegó finalmente a Norfolk, virgina, 101 días después de salir del Puerto australiano de Fremantle, en lo que ha sido una batalla épica cruzando los más feroces océanos de este Máximo Reto en Solitario. Habiendo terminado la 2ª etapa, según las reglas de la regata no podrá competir en la 3ª etapa y en la clasificación aparecerá como “ No tomó la Salida de la 3ª Etapa”. Sin embargo, tras un viaje que ha atraído la atención y el entusiasmo de seguidores y gente de todo el mundo, el decidido patrón navegó hasta Bilbao para completar su propio viaje personal y una monumental vuelta al mundo, demostración inequívoca de su carácter y su convicción.
 
Es un duro golpe para este patrón experimentado, que esperaba terminar la regata en honor a su hijo Tony, que murió de cáncer en 2005, y alcanzar este tremendo logro tras su retirada de la última edición en 2002 debido a la rotura de mástil a doblar Cabo de Hornos. A bordo de un barco Open 50, con el nombre de su hijo, la regata de Dalton ha estado plagada de problemas que le han llevado a efectuar nada menos que seis paradas en varios puntos del mundo. En el mar, A SOUTHERN MAN AGD navegaba rápido pero sufrió temporales extremos y fuertes vientos que habrían puesto a prueba los nervios del más duro competidor.

 
A su llegada a Norfolk, un filosófico Graham Dalton ha comentado Por un lado, estoy encantado de estar aquí, pero al mismo tiempo muy triste. Hace 5 ó 6 semanas, sólo estaba a 3.000 millas de Norfolk y situado para llegar 1.000 millas por delante de Robin. No tomar la salida de la 3ª etapa es decepcionante, la verdad, pero esa es la situación. No puedo hacer mucho ante esto, solo arregármelas como pueda
 
Jamás darse por vencido. Lo veo como una falta de carácter. Lo veo en la vela, lo veo en otros deportes: cuando alguien no está ganando, por ello, abandona. Es una herejía, una falta de carácter y una falta de coraje. No puedes desanimarte porque tendrás días buenos y días malos”.
 
Completar esta vuelta al mundo es algo que quiero hacer desde hace 40 años y he trabajado por ello toda mi vida, no solo en esta 2º etapa sino durante 40 años. Todo lo que has hecho en la vida estaba dirigido hacia esto. Pero estas cosas pasan. Voy a ir a España. Lo dije antes y lo dire de nuevo: nevará en el Ecuador antes de que yo abandone. No puedo cambiar una decision administrative, es un simple hecho de la vida, pero puedo cambiar mi forma de reaccionar ante ello. Y mi reacción es hacer lo que tengo que hacer aquí y llegaré a Bilbao”.

Las normas de la regata establecen que un participante debe pasar un mínimo de 72 horas en Norfolk y comenzar la tercera etapa dentro del plazo de una semana después del pistolazo de salida. Los demás patrones salieron de Norfolk a las 12:20 horas del pasado miércoles 18 de abril. Por tanto, para cumplir la normas de las 72 horas, Dalton tenía que llegar al puerto de Virginia antes de las 12:20 del domingo. Aunque ya no podría terminar oficialmente la regata, la verdad es que ha completado una circunnavegación del planeta, ya que su singladura de calificación para la VELUX 5 OCEANS fue desde Norfolk hasta Bilbao, por lo que su llegada a Norfolk cerrará el círculo que empezó en septiembre de 2005.
 
Parecía que Dalton iba a llegar a Norfolk a tiempo, hasta que la suerte le jugó una última mala pasada con una tormenta que dejó su génova hecha jirones y dañó el sistema de piloto automático, obligándole a efectuar una parada en las islas Bermudas. Las normas de la regata también dictan que el uso de asistencia externa sea penalizado con 48 horas en puerto. Así A SOUTHERN MAN AGD habría tenido que recorrer casi 600 millas en poco más de 24 horas, desde Bermudas hasta Norfolk, para que Dalton pudiera continuar en la regata sin incumplir las normas.
 
Desde la oficina principal de la regata, el Director David Adams ha comentado “Es un final muy trágico para un participante tan dedicado y trabajador. A pesar de nuestra pena y comprensión de la situación de Graham, debemos atenernos a las normas establecidas en la Notificación Oficial de la Regata y por tanto descalificar a Graham Dalton en la categoría “No terminó”. A Graham le gustaría seguir navegando y terminar la ruta en Bilbao, y por supuesto le proporcionaremos todo el apoyo que necesita.
 
Esta regata se llama El Máximo Reto en Solitario y la verdad es que es uno de los eventos deportivos más duros del mundo, que nos pone a prueba física, mental y emocionalmente. La historia de Graham en esta regata ha llamado la atención de gente en todo el mundo y quisiéramos agradecer a todos sus mensajes de apoyo, que hemos transmitido a Graham. Terminar esta regata en honor a su hijo y atar los cabos sueltos de 2002 era el objetivo de Graham. Lamentablemente ya no será posible, pero nos debe servir de inspiración la dedicación y tenacidad que nos ha mostrado. No se ha rendido en ningún momento pese a todos los obstáculos y mala suerte a los que se ha tenido que enfrentar. Espero volver a verle competir en cuatro años, y sé que todo el mundo desea que una día termine el Máximo Reto en Solitario.


Jamás darse por vencido
La historia de Dalton durante la VELUX 5 OCEANS ha sido una montaña rusa llena de emociones, drama y sencilla mala suerte. Sin embargo el valiente neozelandés nunca se ha dado por vencido durante la regata, a pesar de las tremendas tormentas a las que se ha enfrentado, los daños sufridos en A SOUTHERN MAN AGD y los demás dramas que han surgido en esta campaña.
 
Graham se presentó a la regata con un barco nuevo pero sin patrocinador, eligiendo nombrar el barco por su hijo Tony, quien murió trágicamente de cáncer en Diciembre de 2005. Llegó a Bilbao con muy poco tiempo antes de la salida tras una desastrosa singladura de calificación a través del Atlántico, durante la cual contrajo septicemia y acabó con un timón destrozado.
 
Dalton perdió la salida oficial de la primera etapa debido a una tormenta que pasó por Bilbao tres días antes de la misma, causando daños al aparejo del mástil, que se encontraba desmontado en puerto. Este retraso hizo que Dalton se librara de la famosa tormenta en el Cantábrico que arrasó con la flota, obligando a la mitad de los participantes a dirigirse a tierra. Finalmente salió una semana después de la salida oficial y avanzó favorablemente, hasta que un problema de rodamientos en el sistema de timones le obligó a efectuar la primera parada en Porto Santos, cerca de Madeira.
 
Navegando a tope por el Océano Austral, el barco de Dalton, el más pequeño de la regata, se mantuvo al ritmo de muchos de los 60 pies, pero una vez más se vio obligado a parar, esta vez en la colonia francesa de las Islas Kerguelen en el Océano Indico. Mientras Dalton se acercaba a Australia Occidental para acabar la primera etapa, pasó la Nochebuena solo en el mar en medio de la peor tormenta de toda la regata al encontrarse entre dos zonas de baja presión, con rachas de viento de hasta 150 Km por hora y olas gigantescas. Dalton, mareado y herido, llamó a casa para despedirse de su familia, temiendo por su vida. Sin embargo, lo consiguió y a pesar de las dos paradas, un barco más pequeño y la vela mayor destrozada, el valiente patrón llegó a Fremantle, Australia Occidental, en cuarto lugar, un día antes que el patrón vasco Unai Basurko.
 
Pero a su llegada, Dalton descubrió que a su mujer Robbie le habían diagnosticado un cáncer de mama durante la primera etapa y que se le había practicado una mastectomía. Afortunadamente se había conseguido eliminar el tumor por completo y Robbie le dio la noticia a Graham a su llegada a Fremantle, sabiendo que si se lo hubiera dicho en la mar, quizás se habría dirigido a puerto y ella no quería que Dalton dejara de cumplir su sueño. A Dalton sólo le quedaban unos días para preparar su barco para la larguísima segunda etapa hasta Norfolk, Virginia, pero logró llegar a la línea de salida en condiciones.


 
2ª etapa: una decisión increíble en Fortaleza
Tras un comienzo fuerte, registrando velocidades impresionantes, una fuga de combustible a bordo contaminó su comida y una vez más Dalton tuvo que dirigirse a puerto, esta vez a Bluff en su país natal de Nueva Zelanda en el extremo sur. Se reincorporó a la regata junto a Sir Robin Knox-Johnston y Unai Basurko, y los tres comenzaron una auténtica carrera por todo el Océano Austral hasta el Cabo de Hornos. Navegando con un buen rendimiento, Dalton tuvo que parar de nuevo en las Islas Malvinas para reparar un carro de vela.
 
Poco después de volver a zarpar, llegó el desastre al desintegrarse por completo el casete del timón de babor, y llegó como pudo a Fortaleza en Brasil. Durante su estancia, Dalton cayó enfermo con una grave gastroenteritis, y además sufrió el robo del ordenador de a bordo junto con todas sus aplicaciones de navegación y email. A pesar de todas estas desgracias, Dalton se preparó para volver a salir al mar, pero nada más zarpar descubrió que había perdido el bulbo de la quilla. Sin posibilidades de realizar una búsqueda en el fondo de la marina, Dalton, tenaz como siempre, procedió a encargar la construcción de un nuevo bulbo en un astillero de la zona.
 
Increíblemente, Dalton volvió al mar el 4 de abril con una quilla nueva y los equipos básicos para la navegación, y todo indicaba que podía llegar a Norfolk a tiempo para comenzar la tercera etapa, sobre todo porque la salida se había retrasado debido a un gran temporal en la costa este de los Estados Unidos. Sin embargo, una génova hecho jirones, y fallos en el piloto automático mataron las esperanzas para este héroe de la aventura y su hermoso sueño.
 
La organización de la regata seguirá apoyando a Dalton, quien ha sido una parte tan integral de la VELUX 5 OCEANS.

 

 

La increíble historia de Graham Dalton


- 21 diciembre, 2005: Su hijo Tony muere de cáncer, y Graham empieza a soñar con una circunnavegación en solitario con un nuevo barco. con el nombre de su hijo.

- 19 Octubre, 2006: Un temporal en Bilbao causa daños al aparejo, por lo que no llega  a tiempo y pierde la salida oficial de la regata del 22 octubre.

- 27 octubre: Sale de Bilbao, una semana después de los demás, pero se libra de la terrible tormenta en el Cantábrico.

- 3 noviembre: PARADA 1: Para en Porto Santo para reparar el timón.

- 19 diciembre: PARADA 2: Para en las islas Kerguelen para repostar y reparar un desgarre en la vela de proa.

- 24 diciembre: Se enfrenta a la tormenta más violenta de la regata y teme por su vida soportando vientos de 150 km por hora.

- 25 diciembre: Pasa las navidades solo en alta mar.

- 2 enero, 2006: TERMINA LA PRIMERA ETAPA: Llega el cuarto a Fremantle y se le informa que a su mujer Robbie se le había practicado una mastectomía por un cáncer de mama diagnosticado durante la primera etapa.

- 27 enero: PARADA 3: Para en Bluff (Nueva Zelanda) para reemplazar sus provisiones de comida, estropeadas por una fuga de gasoil.

- 13 febrero: Se rompe dos dedos, muy cerca del punto en el que rompió su botavara en la regata Around Alone 2002.

- 21 febrero: PARADA 4: Para en Puerto Stanley, Islas Malvinas para repostar y reparar un carro de vela.

- 14 marzo: PARADA 5: Sufre daños al casete del timón y llega a Fortaleza (Brasil)

- 19 Marzo: Descubre la pérdida del bulbo de la quilla, tras sufrir una grave gastroenteritis, y el robo de todos sus equipos eléctricos y de navegación durante su estancia en Fortaleza.

- 4 abril: Parte de Brasil tras construir un nuevo bulbo en un astillero local.

- 19 abril: PARADA 6: Para en Bermuda tras la rotura del génova en una tormenta y para efectuar reparaciones al sistema de piloto automático.

- 25 Abril: Llega a Norfolk, pero demasiado tarde para comenzar la tercera etapa sin vulnerar las normas de la regata.
 

 


 

 

 

 

 


Tel: +34 91-6319190           info@fondear.com 


© Copyright 2007   Fondear, S.L.