e-Magazine       Home         

Art. Barcos

Catálogo Boats

Ocasión

Financiación

Seguros

Megayates

InfoNáutic

Charter

Empresas

Motos Agua

Tienda

Eco-Náutica

Noticias

Regatas

Tablón

Foro

 

2012

 
 

     
 

Etapa de la Volvo Ocean Race - 1ª Parte hasta Luzón

Nick Dana/Abu Dhabi Ocean Racing



LA METEOROLOGÍA EXTREMA FUERZA UNA SALIDA ATÍPICA

 

El nuevo formato para el inicio de la Etapa 4 respetará la hora prevista de salida, a las 07:00h (hora peninsular española, 14:00h en Sanya). La flota completará el recorrido costero entre boyas frente al Race Village de Sanya y hasta la icónica figura de Budha que preside la bahía, donde se establecerá una línea de meta. En condiciones normales, una vez abandonado este circuito los barcos se dirigirían a mar abierto, pero debido a lo excepcional de las condiciones, regresarán a la marina para esperar a que la meteorología calme lo suficiente como para reiniciar el recorrido con las mínimas garantías de seguridad.  

De acuerdo con la organización, el retraso no se prolongará por encima de las 24 horas. “Podría ser que se produzca la salida en la madrugada del lunes, antes del alba en Sanya”, ha comentado Lloyd.   

Para el reinicio de la Etapa 4, los barcos cruzarán la línea de salida en el orden y con las diferencias de tiempo con que finalicen el recorrido de mañana.

Knut Frostad, director general de Volvo Ocean Race, ha explicado las razones que han llevado a esta decisión. “No hemos tomado esta decisión por la presión de los equipos, sino por las recomendaciones de los expertos en meteorología, tanto de nuestro cuartel general de Alicante, como de los equipos. Todos coinciden en que las condiciones serán muy peligrosas hasta 12-18 horas después de la salida, con olas que podrían romper los barcos. Esta ha sido una decisión muy, muy difícil, y por eso hemos tardado tanto en tomarla, retrasándola al máximo para asegurarnos de que hacíamos lo correcto”.

Iker Martínez, patrón de Team Telefónica, ha mostrado su apoyo a la decisión: “Tenemos que confiar en esas previsiones. Ha sido muy difícil tomarla, pero esto es claramente un caso de anteponer la seguridad, y no queremos navegar contra un muro”.

Durante la Volvo Ocean Race 2008-09, la flota sufrió todo tipo de problemas navegando por el Estrecho de Luzón en unas condiciones que entonces fueron calificadas como de auténtica carnicería.  

La Etapa 4 consta de un recorrido de 5.220 millas náuticas entre el puerto chino de Sanya y el neozelandés de Auckland

 

Primer tramo completado: 43 millas de recorrido en Sanya

María Muiña/Team Telefónica

43,2 millas de recorrido en la bahía de Haitang, con 7,2 millas de navegación entre boyas y 36 millas náuticas con rumbo libre hasta la gran estatua de Guan Yin, una de las más altas de mundo con más de 100 metros de altura, y regreso a la Serenity Marina de la ciudad de Sanya (China). Frente a ella y al faro que la preside, estaba la línea de meta virtual que ha marcado el final del primer tramo de esta cuarta salida de etapa de la Volvo Ocean Race 2011-2012. Un tramo en el que las tripulaciones han tenido de todo un poco: popa, ceñida y un momento clave marcado por un cambio de viento.

El americano “Puma” fue el que comenzó con mejor pie, montando la primera boya en primer lugar, mientras que los chicos del “Telefónica” lo hicieron en tercer lugar, un puesto que seguían manteniendo a su paso ante la imponente estatua de buda.

Pero llegó una transición de viento, con la que éste pasó de ser del Oeste al Este y en la que el “Telefónica” sacó su beneficio, en detrimento del “Puma”, líder hasta ese momento. “El día estaba complicado y lo hemos visto, sobre todo con “Puma” que iba liderando bien la regata y realmente se ha quedado sin viento, totalmente parado”, explicaba el trimmer del “Telefónica” Xabi Fernández.

Estábamos en un sitio realmente bueno y pudimos aprovechar. Cambiamos cambiado del spi al génova, nos pusimos adelante y luego ya, de ceñida, hemos podido seguir líderes hasta aquí”, comentaba por su parte el patrón Iker Martínez. “Estupendo para nosotros, pero me sabe un poco por lo chicos del “Puma” que realmente están teniendo muy mala suerte”.

Para Xabi Fernández éste era “un día muy difícil en el que teníamos varios objetivos: uno era no romper nada y otro no perder para evitar el estar detrás de los demás”. Objetivo cumplido por tanto ya que, como él mismo apuntaba, “no hemos roto nada, todo está ya listo para mañana y además saldremos con unos minutos de ventaja sobre los demás”.

 

EL TELEFÓNICA SALDRÁ PRIMERO HACIA AUCKLAND ESTA MEDIANOCHE

Esta mañana se ha decidido en Sanya el orden de salida para la Etapa 4 de la Volvo Ocean Race 2011-12. La flota ha completado un recorrido costero por la bahía de Sanya, y esta medianoche (hora peninsular española, 07:00h en Sanya) saldrán rumbo a Auckland (Nueva Zelanda) en el mismo orden y con las diferencias de tiempo con que han finalizado este circuito no puntuable. Team Telefónica será el primero en salir, a las 00:00h. Este retraso respecto a la hora programada de salida garantiza que la flota evite lo peor de las extremas condiciones que azotan el Mar de China.

Volvo Ocean Race anunciaba ayer que la salida de la Etapa 4 se realizará en dos fases debido a las extremas condiciones de viento y mar que castigan el Mar de China. Hoy, los seis barcos han completado la primera fase, un recorrido no puntuable de 43,2 millas náuticas compuesto por un primer circuito entre boyas frente al Race Village de Sanya, y un segundo tramo hasta la majestuosa estatua de Buda que preside la bahía y vuelta.

La organización ha anunciado que los barcos regresarán al agua esta noche para poner rumbo a Auckland (Nueva Zelanda), con salidas escalonadas a partir de las 00:00h (hora peninsular española, 07:00h en Sanya) en el mismo orden y con las diferencias de tiempo resultantes del recorrido disputado hoy.


El líder saldrá primero

La jornada de hoy ha resultado dramática. PUMA Ocean Racing powered by BERG protagonizaba el inicio de la competición, dominando el triángulo entre boyas establecido frente al Race Village y el largo tramo paralelo a la costa hasta la majestuosa estatua de Buda que preside la bahía de Sanya. Pero el barco de Ken Read sufría lo peor de una transición de viento cuando ya había puesto proa a la línea de llegada, viendo cómo le superaban todos sus rivales navegando más pegados a tierra. El viento pasó de soplar del oeste a hacerlo del este, y el PUMA se quedó atrapado en el pozo formado entre ambas brisas.

Team Telefónica aprovechaba la oportunidad, relevando al PUMA en la primera posición para iniciar una escapada que le permitió ganar esta costera no puntuable con dos minutos y 33 segundos de ventaja sobre Groupama sailing team, que ha sido segundo.


Salida a partir de medianoche

Jack Lloyd, director de regata de Volvo Ocean Race, ha comunicado a los equipos que la Etapa 4 se reanudará esta medianoche (hora peninsular española, 07:00h en Sanya). Este retraso de 17 horas respecto al programa inicial garantiza que los equipos eviten lo peor de las extremas condiciones que azotan el Mar de China, donde el viento sopla con rachas en el entorno de los 40 nudos y olas de hasta ocho metros.

En virtud de su triunfo de hoy, el Telefónica será el primero en cruzar la línea de salida, a las 12 de la noche en punto. El Groupama saldrá dos minutos y 33 segundos más tarde, seguido del Abu Dhabi (a 03:34 minutos del líder), el Sanya (a 07:28), el CAMPER (a 09:12) y el PUMA (a 39:17).

El recorrido de la Etapa 4 consta de 5.220 millas náuticas entre el puerto chino de Sanya y el neozelandés de Auckland. En juego, 30 puntos para el ganador, 25 para el segundo, 20, 15, 10 y 5 puntos para los siguientes.
 

Orden y horarios de salida de la Etapa 4:
1. Team Telefónica, 00:00h*
2. Groupama sailing team, 00:02:33
3. Abu Dhabi Ocean Racing, 00:03:34
4. Team Sanya, 00:07:28
5. CAMPER con Emirates Team New Zealand, 00:09:12
6. PUMA Ocean Racing powered by BERG, 00:39:17
(* Hora peninsular española de la próxima madrugada)

Tras avanzar durante varias horas con rumbo sureste, la flota comenzaba a virar ordenadamente hacia el nordeste a media mañana. El primero en maniobrar era el Groupama, poco antes de las 11:30h, al que imitaron inmediatamente el CAMPER y el Telefónica, que viraba al filo del mediodía. El Abu Dhabi fue el último en mover ficha, estirando el bordo para colocarse en la estela del barco de Franck Cammas.

En el reporte de posiciones de las 14:00h, los seis barcos avanzan en paralelo hacia el nordeste, navegando en 15-20 nudos de viento a velocidades en el entorno de los 11-12 nudos y entre olas de más de cuatro metros de altura. El Groupama lidera la carga con 1,5 millas de ventaja sobre el CAMPER y 4,3 sobre el Telefónica. Sólo el PUMA aparece un poco descolgado, a 14,8 millas del líder, siendo el barco situado más al oeste.

La próxima referencia para la flota es la baliza de obligado paso del Estrecho de Luzón, en el extremo norte de Filipinas, que espera a poco más de 500 millas náuticas al este de su posición actual.


 

EL “TELEFÓNICA” VIRA PRIMERO EN SU APROXIMACIÓN A FILIPINAS

María Muiña/Team Telefónica

 

La flota se divide tras navegar en paralelo durante toda la noche: el “Telefónica” y el “Puma” cambian de estrategia

Las últimas millas rumbo a Filipinas prometen ser de lo más intensas para la flota y el “Telefónica” de Iker Martínez sigue dando guerra en las aproximación final a Filipinas. A menos de 300 millas del punto de paso obligado, el barco español se ha convertido, junto al “Puma” estadounidense, en el primer barco en virar, tal y como confirma el parte de las 11:00 horas que además coloca al equipo español como el más rápido de la flota.

La noche no ha sido sencilla a bordo del “Telefónica”, tal y como explicaba Diego Fructuoso en su reporte diario: “Aquí seguimos, navegando y dando botes a la misma vez. Tenemos un viento de entre 15 y 20 nudos pero una ola muy difícil: es muy corta y bastante seguida. Además, el rumbo que tenemos es ceñida a tope, es decir, de frente a la ola”.

A menos de 300 millas de Filipinas, y tras una primera jornada en la que la flota navegaba en paralelo defendiendo el Norte a toda costa, el “Telefónica” español y el “Puma” estadounidense rompían esa tendencia esta mañana al virar para afrontar el paso del estrecho de Luzón, que separa Filipinas de Taiwan, y a partir del cual la flota navegará en mar abierto. La decisión está tomada y en las próximas horas se verán los resultados de cada una de las estrategias. De momento, esta decisión parece dar buenos resultados a los españoles que se colocan como los más rápidos de la flota al firmar una media de 12,5 nudos de velocidad.

 

24 horas más al cien por cien

El oleaje sigue complicando la situación y, sin ir más lejos, el “Telefónica” se enfrenta a olas de hasta cuatro metros y navega con vientos de 15 nudos del Este. Andrew Cape, navegante del “Telefónica”, comentaba en una entrevista: “Hay mucha ola pero no está tan mal. El viento está por debajo de los 20 nudos, por lo que no es el fin del mundo”.

Asimismo, Andrew Cape comentaba que las condiciones meteorológicas cambiarán ya que “el viento va disminuyendo y estamos buscando un pequeño cambio. Los próximos días serán complicados ya que estamos entre sistemas meteorológicos. Todavía quedan muchas cosas por aclararse, pero las próximas 24 horas serán de mucho trabajo por la ceñida”.

 

De vuelta a la vida… normal

Los primeros días no están siendo fáciles para la tripulación española, que tiene que volver a adaptarse a vivir a bordo del VO 70 “Telefónica” compitiendo 24 horas al día por lo que, tal y como comentaba Frutuoso en su reporte diario: “Pasadas 24 horas nuestros cuerpos empiezan a acostumbrarse a la vida en el barco. La sensación rara del estómago va desapareciendo y, en mi caso, empiezo a tener hambre. Ayer no probé bocado y en general todos comieron menos de lo habitual”.

Afortunadamente, para esta cuarta etapa el equipo español ha preparado una dieta especial basada en productos españoles ya que “en los días de vacaciones que tuvimos, algunos aprovechamos para volver a España y hemos traído algunos productos ‘typical Spanish’ en la maleta: jamón, chorizo…” De momento, al cartagenero se le hacía la boca agua al comentar que a lo largo del día comenzaría la cata, en esta ocasión gracias a los ibéricos cortesía de Pablo Arrarte.

 

 

LA RUTA HACIA AUCKLAND PASA POR TAIWÁN

Hamish Hooper/Camper ETNZ

 

La flota se concentra frente a la costa de Taiwán para atacar el temido Estrecho de Luzón, donde les esperan condiciones meteorológicas inciertas. El CAMPER defiende su posición en cabeza, pero sus rivales se agolpan por popa antes de iniciar las maniobras necesarias para pasar este peaje en el camino hacia Auckland. El Telefónica continúa fiel a su posición al norte del pelotón, por donde ha logrado acercarse hasta 12,9 millas del líder en el reporte de las 14:00h.

Los seis equipos han coincidido en la decisión de atacar el Estrecho de Luzón por su extremo norte, y navegan a esta hora frente a la costa de Taiwán preparados para una inminente maniobra colectiva. En el momento en que decidan mover ficha, iniciarán una serie de viradas que a buen seguro revolverá la clasificación provisional de la Etapa 4, encabezada desde ayer por CAMPER con Emirates Team New Zealand. El barco de Chris Nicholson se mantiene firme en cabeza, mientras por detrás todas las posiciones han cambiado de manos durante las últimas 24 horas a excepción de la última, que continúa ocupando el PUMA.

El Telefónica sigue fiel a su posición al norte del pelotón. El barco de Iker Martínez esperaba un role a izquierda que no se produjo, llegando a descolgarse hasta a 34,6 millas del líder en el reporte de las 02:00h de la madrugada. 12 horas más tarde, ha recuperado casi 22 millas y navega a 12,9 del líder, aunque en quinta posición.

La lucha por la segunda posición es intensa entre el Abu Dhabi, el Sanya y el Groupama, separados por apenas 2,4 millas. En cola del pelotón, el PUMA aprieta y ha logrado colocarse a sólo 3,4 millas del Telefónica. Después de casi tres días de regata, los seis barcos navegan en poco más de 16 millas.   

La compresión prevista en la aproximación al Estrecho de Luzón ya ha comenzado. El viento se mantiene en el rango de los 14-19 nudos y las olas oscilan entre los dos y los tres metros. Pero el viento caerá en breve, y las tripulaciones esperan con impaciencia que también lo haga la altura de los olas. Desde a bordo continúan hablando de violentos saltos de los barcos, golpes e incomodidad mientras mantienen una ceñida que en opinión de todos ya está durando demasiado.

Superado el Estrecho de Luzón, la incógnita será averiguar cuánto estirarán su rumbo hacia el este antes de empezar a apuntar hacia el sur, a destino. Las 4.700 millas que les restan hasta cruzar la línea de meta en Auckland están llenas de puntos de inflexión, comenzando por el “peaje de Luzón”, siguiendo por la ventana de incorporación a los alisios, el paso de los Doldrums y finalmente la aproximación a Nueva Zelanda.

De momento, apenas han recortado 500 millas al recorrido, las estimaciones de llegada empiezan a aumentar, y hay tripulaciones que ya han sacado la calculadora para asegurarse de que los víveres serán suficientes.
 

 

LA FLOTA SE ALEJA DE AUCKLAND

Andrés Soriano/Team Sanya

 

Hoy es jornada de paradoja para la flota de la Volvo Ocean Race. Superado el Estrecho de Luzón, los seis barcos avanzan en dirección contraria a destino, navegando hacia el nordeste cuando Auckland espera al sur. La clasificación en el reporte de las 14:00h está encabezada por el Sanya, el barco situado más al sur, aunque las posiciones resultan artificiales hasta que las proas comiencen a apuntar a Nueva Zelanda.

La flota superaba anoche el temido Estrecho de Luzón liderada por el CAMPER, y lo hacía literalmente pegada a la costa sur de Taiwán, donde el ‘peaje’ entre el Mar de China y el Mar de Filipinas resultó más benévolo de lo previsto. Del otro lado, los barcos se encontraron inicialmente con un frente frío con vientos de componente sur-suroeste que les permitió disfrutar de una buena empopada por primera vez en semanas. Un acelerón que apenas duró un par de horas, y que empujó al pelotón hacia el nordeste.

Mientras sus rivales ganaban latitud, el Telefónica saltaba al Mar de Filipinas apuntando con su proa hacia el sureste. El barco de Iker Martínez perdía terreno de manera inmediata a pesar de que no tardaba en corregir el rumbo para intentar reunirse con el resto de la flota.



¿Marcha atrás?


La meta espera al sur, pero los barcos apuntan con sus proas hacia Japón, al nordeste. Lo hacen para aprovechar el viento y garantizar que al menos siguen avanzando, con la esperanza de alcanzar los ansiados alisios que los propulsen finalmente a destino. Aunque suman millas, lo hacen en dirección opuesta al recorrido teórico, por lo que en vez de avanzar parecen retroceder.

El reporte de posiciones de las 14:00h muestra a varios barcos más alejados de Auckland que hace 12 horas. Tanto el CAMPER como el Telefónica han “retrocedido” 18,7 millas desde las 02:00h, mientras el PUMA se ha alejado 22,5 millas.

De acuerdo con Gonzalo Infante, responsable de meteorología de Volvo Ocean Race, los alisios se encuentran muy al sur, y para engancharse a ellos, los equipos deben ganar este para beneficiarse del viento de componente norte que previsiblemente llegará durante el fin de semana. Hasta entonces, toca alejarse de destino.


 
Estar más cerca no significa llegar antes


Un vistazo al tracker de posiciones muestra la anárquica evolución de la flota desde que cruzó el Estrecho de Luzón. El primero en salir al Mar de Filipinas era el CAMPER, que enseguida ponía rumbo nordeste. En el reporte de las 14:00h figura como el barco más rápido (12,3 nudos) y el situado más al nordeste, teóricamente la posición más favorable a medio plazo.

Pero los que han sacado mayor rédito a esta inusual situación son el Sanya y el Abu Dhabi, los dos barcos que han optado por un camino más al sur, y por tanto más cerca en millas a destino. Ocupan las dos primeras posiciones, pero en esta ocasión, estar más cerca no garantiza llegar antes, y hasta que la flota alcance la autopista de los alisios no sabremos quién es de verdad el líder.

El Telefónica figura quinto a 48,3 millas del líder, tratando de abrirse paso en un área de viento inestable, según informa desde a bordo su patrón, Iker Martínez. En las últimas tres horas ha tenido que encadenar maniobras para conseguir navegar a 10,3 nudos de media, la velocidad más baja de la flota.

Por su parte, el PUMA es el que ha optado por una ruta más radical, remontando la costa de Taiwán. En el informe de posiciones de las 14:00h es el barco situado más al norte, prácticamente en la misma latitud que el CAMPER, aunque 90 millas más al oeste.


 
Parte de posiciones – Etapa 4 – Día 4 (23 de febrero, 14:00h):
1. Team Sanya, a 4.619,1 Nm de Auckland*
2. Abu Dhabi Ocean Racing, +0,8
3. Groupama sailing team, +17,6
4. CAMPER con Emirates Team New Zealand, +28,5
5. Team Telefónica, +48,3
6. PUMA Ocean Racing powered by BERG, +88,6
(* 1 Nm, milla náutica = 1,852 km)
 


Declaraciones desde a bordo:

Iker Martínez, patrón de Team Telefónica:
“Cuando salimos del Estrecho de Luzón queríamos ganar este, pero el viento era inestable. Apostamos por la ruta en la que creíamos que íbamos a tener más viento, pero tras alrededor de una hora y media, vimos que los demás tenían más de 20 nudos por el norte mientras nosotros navegábamos en brisas suaves. Así que decidimos maniobrar para unirnos a ellos, pero cuando alcanzamos su viento ya era demasiado tarde y lo perdimos enseguida. Y está siendo la misma historia todo el día: los barcos que están cerca tienen viento y nosotros no podemos alcanzarlo. Es muy frustrante. Tratamos de hacer lo que podemos con un viento muy, muy inestable”.

Will Oxley, navegante de CAMPER con Emirates Team New Zealand:
“En esta etapa sabemos que en el Pacífico es generalmente mejor estar al este, pero ahora no hay alisios, así que hemos optado por aprovechar que todavía hay viento para seguir avanzando. En este momento navegamos hacia el norte, dirección a Japón. Es algo que no parece tener lógica, pero en teoría es la forma más rápida para avanzar hacia Nueva Zelanda. De todas formas, resulta reconfortante ver que toda la flota sigue el mismo camino”.

Yann Riou, tripulante de comunicación de Groupama sailing team:
“Hemos amanecido al norte de la isla de Lan Yu, territorio taiwanés, disfrutando de dos horas de navegación de empopada con velocidades de hasta 27-28 nudos. ¡Ya era hora! Viendo la clasificación, no vamos tan mal. El viento volvió a caer y ahora esperamos a que role para volver a ceñir de nuevo, un rumbo que conocemos muy bien. Luego vendrá el Pacífico, los Doldrums… De momento, me quedo con lo que ha dicho Franck esta mañana: ‘una etapa larga con infinidad de trampas. Tenemos que ser pacientes’”.  

Amory Ross, tripulante de comunicación de PUMA Ocean Racing powered by BERG:
“Los próximos días serán traicioneros. Tendremos multitud de carriles de adelantamiento, viento inestable, corriente… Y una ambigua ruta que nos alejará de Nueva Zelanda. Cada decisión –y habrá que tomar muchas– será decisiva”.

Nick Dana, tripulante de comunicación de Abu Dhabi Ocean Racing:
“Después de pasar una período de transición con brisas ligeras en mitad de la noche, ¡por fin navegamos de popa! Este nuevo ángulo es un auténtico alivio, y parece que seguiremos de empopada al menos otras 24 horas rumbo al este, así que las imágenes que envíe la flota seguro que incluyen unas cuantas sonrisas”.

Andrés Soriano, tripulante de comunicación de Team Sanya:
“Hoy, con el Abu Dhabi a un par de cientos de metros por sotavento, y el Telefónica y el PUMA unas millas por popa, es como una regata in-port, y todos a bordo empujan a tope. Aksel está en la mesa de navegación descifrando una ingente cantidad de información cada minuto para determinar la mejor ruta posible”.

 

 


 

 

 


Tel: +34 91-6319190            info@fondear.com 


© Copyright 2012      Fondear, S.L.