e-Magazine       Home         

Art. Barcos

Catálogo Boats

Ocasión

Financiación

Seguros

Megayates

InfoNáutic

Charter

Empresas

Motos Agua

Tienda

Eco-Náutica

Noticias

Regatas

Tablón

Foro

 

2012

 
 

     
 

Etapa de la Volvo Ocean Race - 1ª Hacia el Cabo de Hornos

Paul Todd/Volvo Ocean Race

 

LA ETAPA 5 COMIENZA CON PREVISIÓN DE CONDICIONES “DIABÓLICAS”

La Etapa 5 ha comenzado en Auckland a las 02:00h de esta madrugada rumbo al puerto brasileño de Itajaí. La previsión meteorológica, definida por Ian Walker como "diabólica", indica vientos duros de proa y grandes olas en cuanto la flota abandone Nueva Zelanda. Team Sanya ha sido el primero en salir de Auckland tras liderar el recorrido entre boyas que la flota ha realizado antes de poner rumbo a mar abierto.

La Volvo Ocean Race 2011-12 se ha despedido hoy de Auckland, una escala que ha marcado una nueva referencia en cuanto a respuesta popular pese a ser la más corta de las cinco que han acogido la regata hasta la fecha. El Race Village ha permanecido abierto en el Viaduct Harbour de Auckland durante 11 días, desde el pasado 8 de marzo hasta hoy, con extraordinaria asistencia de un público que hoy ha respondido masivamente al espectáculo de la salida de la flota rumbo a Brasil.    

La Etapa 5 se ha iniciado puntualmente a las 02:00h de la madrugada (hora peninsular española, 14:00h en Auckland), y lo ha hecho con un recorrido entre boyas por la bahía de Auckland con intensidades de viento en el entorno de los 15 nudos, apenas un respiro antes de lo que espera a las tripulaciones en las primeras 24 horas de competición.

Team Sanya ha sido el protagonista de este circuito costero no puntuable, con una demostración de conocimiento local de su patrón, Mike Sanderson (natural de Auckland), que le ha permitido ser el primero en poner rumbo a mar abierto, seguido por el Abu Dhabi, el CAMPER, el Telefónica, el PUMA y el Groupama.

 


Para empezar, ceñida con 30 nudos
El parte meteorológico indica que la flota se enfrentará a una dura ceñida nada más abandonar Auckland, con vientos cercanos a los 30 nudos y olas de considerables dimensiones. La Etapa 5 quiere demostrar su condición de etapa reina desde la misma línea de salida.

De acuerdo con Gonzalo Infante, responsable de meteorología de Volvo Ocean Race, hay un sistema de baja presión al nordeste de Auckland que se intensificará a medida que se mueve hacia las aguas más frías del Océano Sur, lo que podría evolucionar desde 30 nudos de viento hasta 50 o incluso 60 nudos en los próximos días. Este sistema ofrece dos opciones para la flota en las primeras 48 horas de regata, como indica Infante: “Normalmente, la ruta óptima sería cruzar la Bahía de Plenty hacia East Cape (el punto más meridional de Nueva Zelanda) y apuntar al sur para enganchar los vientos de componente oeste. Pero a medida que esta depresión tropical evoluciona al sur y al este, la ruta podría verse bloqueada por duros vientos de morro nada más pasar East Cape. Se abre entonces la segunda opción, que sería navegar rumbo norte para garantizar un mejor ángulo cuando comience a soplar de verdad”.   

“Estamos concentrados en el parte meteorológico, que se presenta diabólico para las primeras 36 horas”, avisa Ian Walker, patrón de Abu Dhabi Ocean Racing. “Tenemos que preparar tanto al barco como a la tripulación lo mejor que podamos”.

“Empezar así es duro para las tripulaciones”, reconocía Iker Martínez antes de subir al Telefónica. “Tu cuerpo necesita un poco de transición a las condiciones a bordo, pero aquí no parece que vayamos a tenerla. Será duro al principio, y seguro que más aún a medida que ganemos sur, donde la temperatura será muy baja y seguiremos teniendo vientos fuertes”.    

Chris Nicholson, patrón de CAMPER con Emirates Team New Zealand, indicaba que intentarán aprovechar el buen rendimiento de su barco en estas condiciones: “Creo que estos primeros días se trata más bien de mantener el barco y la tripulación de una pieza. En este primer par de días nosotros intentaremos escaparnos aprovechando unas condiciones que nos favorecen, porque luego llegan rumbos de través en los que tal vez suframos un poco más frente a nuestros rivales”.

Para Antonio “Ñeti” Cuervas-Mons, proa de Team Telefónica, hoy comienza su primera etapa hacia Cabo de Hornos. “Estoy deseando ya pegar las cabalgadas de las que todo el mundo habla”, reconoce el cántabro.
 


6.705 millas hasta Brasil
La considerada etapa reina de la Volvo Ocean Race discurre por 6.705 millas náuticas desde Auckland hasta Itajaí (Brasil). Su recorrido se asoma al siempre temible Océano Sur, cruzando los 40 rugientes y los 50 aullantes hacia el mítico Cabo de Hornos, donde se unen el Océano Pacífico y el Océano Atlántico.

La organización ha establecido una zona de exclusión para asegurarse de que la flota se mantenga alejada de los letales icebergs en su camino hacia Cabo de Hornos.

Los barcos invertirán alrededor de 17 días en completar el recorrido, llegando a Itajaí sobre el 4 de abril. Permanecerán en el puerto brasileño hasta el 22 de abril, día en que se iniciará la Etapa 6, de 4.800 millas hasta Miami (Estados Unidos).




EL CAMPER LIDERA EN UN DURÍSIMO INICIO DE ETAPA QUE HA OBLIGADO AL ABU DHABI A REGRESAR

 

Paul Todd/Volvo Ocean Race

 

Cumplidas las primeras 12 horas de la Etapa 5, CAMPER con Emirates Team New Zealand lidera la carga hacia Cabo de Hornos en unas condiciones extremas que ya han causado la primera baja entre la flota. Abu Dhabi Ocean Racing regresaba a Auckland después de sufrir la rotura de un mamparo de su proa apenas cuatro horas después de iniciar el recorrido de 6.705 millas hacia Itajaí. El equipo liderado por Ian Walker se reincorporará a la competición previsiblemente en las próximas 24 horas, tras completar la reparación. La flota avanza en modo supervivencia entre olas de más de cinco metros y vientos de proa que ya rozan los 40 nudos. Y lo peor está por llegar...  

 

La previsión meteorológica indicaba condiciones extremas en cuanto la flota abandonara el abrigo de la costa, y eso fue precisamente lo que les estaba esperando en cuanto salieron a mar abierto en el Hauraki Gulf. Vientos de proa en el entorno de los 30 nudos combinados con olas de más de cuatro metros y una fuerte corriente en contra bastaron para provocar la primera baja apenas cuatro horas después de iniciarse la Etapa 5.

Los barcos navegan bajo los dictados de una tormenta tropical situada al noroeste de Nueva Zelanda, que les obliga a avanzar en modo supervivencia. La situación tenderá a empeorar en las próximas 10-12 horas, cuando el viento superará los 40 nudos de intensidad y llegará acompañado de olas enormes. Para intentar evitar lo peor de este muro meteorológico, los barcos se alejan de destino avanzando hacia el nordeste, con la intención de engancharse a los vientos de componente norte que les empujen hacia Cabo de Hornos. Sólo el barco de Iker Martínez navega en estos momentos amurado a babor tras realizar una virada que le permite apuntar con su proa al sureste.

La Etapa 5 consta de 6.705 millas de recorrido entre Auckland e Itajaí, incluyendo un primer tramo por el Pacífico Sur, al final del cuál la flota se asomará al temido Océano Sur antes de doblar Cabo de Hornos, desde donde remontará las costas de Argentina, Uruguay y Brasil hasta la meta en Itajaí. Su llegada está prevista alrededor del próximo 4 de abril.

 

 

TEAM TELEFÓNICA LIDERA TRAS UNA NOCHE BRUTAL

Diego Fructuoso/Team Telefónica

 

Las primeras 36 de la Etapa 5 han tenido casi más de supervivencia que de competición. Nada más abandonar Auckland, la flota se encontró con un durísimo temporal con vientos cercanos a los 40 nudos y olas de más de cinco metros que no tardaba en provocar la primera víctima: La rotura de un mamparo de proa obligaba al Abu Dhabi a regresar a Auckland. Apenas 16 horas más tarde, el barco de Ian Walker trataba de regresar al campo de batalla, pero rachas de viento de 60 nudos le obligaban a refugiarse hasta esta mañana, cuando por fin reiniciaba la etapa. Sus rivales vuelan en un duro través dirección sureste liderados por el Telefónica, que en el reporte de las 14:00h disfruta de una ventaja de 14,1 millas sobre su inmediato perseguidor, el CAMPER.

 

 

TEAM TELEFÓNICA LIDERA LA TRANSICIÓN TRAS LA TORMENTA

 

El Pacífico ha decidido dar un descanso a las tripulaciones, que después de un inicio de etapa brutal aprovechan una zona de transición para hacer balance de daños y tomar fuerzas de cara a la próxima sesión de castigo oceánico. Al frente de la flota, el Telefónica comienza a sentir los efectos de la caída del viento, viendo cómo se acercan los rivales de los que había logrado escaparse en las dos primeras jornadas de la Etapa 5. La previsión indica que los barcos atravesarán una zona de calmas e inestabilidad antes de volver a acelerar el próximo jueves, cuando saldrán catapultados como misiles hacia Cabo de Hornos.

 

La tripulación más castigada ha sido la del PUMA. Su patrón Ken Read cuenta con detalle en su último email las lesiones sufridas por dos de sus tripulantes: el trimmer Thomas Johanson con un hombro dislocado y el proa Casey Smith con un fuerte golpe en la espalda. Ambos se encuentran estabilizados y en observación. El equipo llegó a valorar la posibilidad de desviarse a tierra para evacuarlos, pero de momento ha decidido esperar a ver cómo evolucionan de sus lesiones en los próximos días.

 

También el líder Telefónica ha sufrido daños, en este caso materiales y sin efecto directo en el rendimiento del barco. Según comenta el tripulante de comunicación Diego Fructuoso, la litera sobre la que descansaba Xabi Fernández se partió con el oleaje y como consecuencia la cocina ha quedado destrozada.

A bordo del Groupama, a la rotura de su J4 reportada ayer se une una gotera en cubierta que ha provocado la entrada de una considerable cantidad de agua, complicando la vida a bordo. Franck Cammas comentaba por teléfono este mediodía que ya está solucionada.

 

LA ETAPA 5 COMIENZA DE NUEVO

Una zona de encalmada ha reagrupado al grueso de la flota. En el reporte de las 14:00h, los cinco primeros barcos están separados por sólo seis millas, entre el Groupama por proa y el Telefónica por popa. El descenso del ritmo ha servido a las tripulaciones para realizar un completo chequeo de sus barcos y asegurarse de que todo está en orden de revista para las duras condiciones que les esperan al otro lado del sistema de alta presión que atraviesan. El Groupama y el PUMA han maniobrado para acercarse al carril del CAMPER y el Telefónica, los dos barcos que buscan por el sur el acceso a la autopista que lleva a Cabo de Hornos.

 


Parte de posiciones – Etapa 5 – Día 4 (21 de marzo, 14:00h):
1. Groupama sailing team, a 5.938,6 Nm de Itajaí*
2. Team Sanya, +0,6
3. PUMA Ocean Racing powered by BERG, +2,0
4. CAMPER con Emirates Team New Zealand, +2,5
5. Team Telefónica, +6,0
6. Abu Dhabi Ocean Racing, +289,7
(* 1 Nm, milla náutica = 1,852 km)

 

EL SANYA ROMPE MIENTRAS SUS RIVALES VUELAN

Andrés Soriano/Team Sanya

 

La cabeza del pelotón tomaba contacto anoche con el sistema de baja presión que los propulsa a esta hora hacia Cabo de Hornos. Los barcos han comenzado a volar de popa a velocidades por encima de los 21 nudos, con previsión de un endurecimiento de las condiciones a medida que avanzan hacia su objetivo. Lo peor de la jornada se lo ha llevado el Sanya, que cuando lideraba la carga por el sur mostrando un extraordinario rendimiento, reventaba uno de sus timones para quedar literalmente clavado. Tras realizar una reparación de emergencia, el equipo baraja opciones. El Groupama lidera la Etapa 5 en el reporte de las 14:00h, seguido por el CAMPER, que ha registrado una impresionante velocidad media de 25,9 nudos en las últimas tres horas. El Telefónica es cuarto.

Team Sanya reclamaba el protagonismo de la jornada colocándose al frente de la carga en el reporte de las 02:00h de la pasada madrugada, cuando sorprendía a sus rivales rodeándolos por el sur. A partir de entonces, encadenaba tres reportes consecutivos en cabeza, llegando a registrar una media de 22,7 nudos de velocidad entre las 05:00h y las 08:00h de la mañana.

Pero el momento dulce iba a durar poco al equipo de Mike Sanderson. A las 09:00h, un fuerte golpe en la zona de popa alertaba de problemas a la tripulación. Una de las palas de timón había sido arrancada y el compartimento estanco de popa se llenaba de agua en cuestión de segundos. Mientras intentaban detener el barco para estabilizar la situación, sufrían una volcada que afortunadamente no se tradujo en males mayores para la tripulación. Tras comunicar la situación a Control de Regata y realizar una reparación de emergencia, el equipo estudia opciones. La organización mantiene permanente contacto con el barco. Los 11 tripulantes se encuentran perfectamente.

 

EL CAMPER APROVECHA LA DUREZA DEL PACÍFICO SUR

Harnish Hooper/Camper ETNZ

La flota navega ya en puras condiciones de Pacífico Sur, saltando entre olas enormes y propulsados por vientos de más de 30 nudos con una temperatura que no deja de caer. Mientras las tripulaciones exploran el límite entre velocidad y seguridad, el CAMPER aprovecha el entorno hostil para mostrar su habilidad en la extrema navegación oceánica, liderando el pelotón a medida que corre paralelo a la zona de exclusión establecida por la organización para evitar el encuentro con icebergs. En dirección opuesta, Team Sanya ha puesto rumbo a Nueva Zelanda para reparar los daños sufridos ayer.   

Para minimizar los riesgos de la etapa reina de la Volvo Ocean Race 2011-12, la organización de la regata estableció una zona de exclusión para evitar que la flota bajara hacia latitudes en las que se ha detectado presencia de icebergs. Esta mañana, la cabeza de la flota tomaba contacto con el extremo oeste de esa zona de seguridad a partir de la cuál no podrán bajar de cierta latitud (47º Sur) al menos hasta dentro de 800 millas.

Cumplidos cinco días y medio de competición, CAMPER con Emirates Team New Zealand lidera la Etapa 5, que ya ha entrado en modo Pacífico Sur: vientos de más de 30 nudos con rachas de 45 y olas de más de cinco metros con una temperatura que no deja de caer. El barco de Chris Nicholson parece cómodo en unas condiciones descritas por las tripulaciones como extremas, aunque el experimentado patrón australiano reconocía esta mañana que pone toda su energía en mantener el barco de una pieza.

Mientras cabalgan paralelos a la valla formada por la zona de exclusión, los cuatro barcos que conforman el pelotón de cabeza (CAMPER, Groupama, PUMA y Telefónica) afrontan un tramo definido como de carrera de caballos, en el que la táctica está limitada por la zona de seguridad que deben dejar a estribor, y la velocidad depende en gran medida de los riesgos que cada equipo quiera tomar.   

El reporte de las 14:00h indica que el más rápido durante las últimas tres horas ha sido el Groupama, con una media de 21,8 nudos de velocidad, aunque las puntas de velocidad superan holgadamente los 30. El barco de Franck Cammas ocupa la segunda posición, a 11,7 millas del CAMPER y 19 por delante del Telefónica, que ha superado al PUMA en las últimas tres horas para situarse a 30,7 millas del líder. 

El cuarteto de cabeza acumula varios reportes superando la barrera de 500 millas recorridas en 24 horas; el más eficaz entre las 14:00h de ayer y las de hoy ha sido el Telefónica, con 519 millas. El líder está a punto de cruzar la barrera de las 5.000 millas a destino.

A 479,5 millas de la cabeza del pelotón, el Abu Dhabi ha empezado a bajar latitud en un intento por acercarse a sus rivales. Por último, y librando su propia batalla en una dura ceñida, el Sanya avanza hacia Nueva Zelanda en dirección contraria a la de sus rivales para reparar los daños sufridos ayer.

 

EL GROUPAMA LIDERA, EL TELEFÓNICA ES SEGUNDO Y EL CAMPER REPORTA DAÑOS

El Groupama ascendía a la primera posición anoche tras un descenso en el rendimiento del CAMPER, que reportaba deslaminación en un mamparo de proa y tenía que reducir el ritmo para acometer las reparaciones en medio de un mar enfurecido. El reporte de las 14:00h muestra al barco de Chris Nicholson en cuarta posición, a 74,1 millas del líder. El Telefónica es ya segundo. La previsión meteorológica indica que las extremas condiciones que castigan a la flota se recrudecerán a medida que avanzan hacia Cabo de Hornos

 

EL CAMPER PONE RUMBO A CHILE PARA REPARAR

Yann riou/Groupama Sailing Team

El Pacífico Sur continúa sometiendo a la flota a una soberana paliza, con olas en el entorno de los 10 metros y rachas de viento que anoche superaron los 60 nudos. En medio de semejante escenario, CAMPER con Emirates Team New Zealand ha anunciado que pone rumbo a Puerto Montt, en la costa oeste de Chile, para acometer la reparación de los daños sufridos en su proa, un pit stop de tres días tras el que el equipo confía en reincorporarse a la Etapa 5. El trío de cabeza ha superado la segunda puerta de seguridad de hielo y ha empezado a bajar latitud, liderado por un Groupama que parece no reducir el ritmo a pesar del duro castigo. El que sí ha bajado marchas es el Telefónica, superado por el PUMA tras detectar daños en su proa.
 
Superada la primera semana de competición de la Etapa 5, el Pacífico Sur ha querido demostrar que todavía tiene margen para complicar aún más la existencia de las tripulaciones. Anoche, las rachas de viento superaron los 60 nudos y desde a bordo llegan testimonios de olas por encima de los 10 metros de altura.

En cuarta posición, CAMPER con Emirates Team New Zealand comunicaba a media mañana su decisión de salirse del recorrido para poner rumbo a Puerto Montt, en la costa oeste de Chile. Allí acometerán la reparación del mamparo de proa dañado, antes de continuar camino hacia Itajaí (Brasil). En palabras del patrón Chris Nicholson, el equipo tiene previsto poner su regata en suspenso llegando a puerto, para reincorporarse a la Etapa 5 una vez finalizada la reparación, alrededor de tres días más tarde. Puerto Montt se encuentra a 2.500 millas de la posición del CAMPER y 800 millas al norte de Cabo de Hornos.

Mientras llegaba esa noticia desde la latitud 45º Sur, la cabeza del pelotón superaba por primera vez el paralelo 47º Sur después de dejar atrás la segunda puerta de seguridad de hielo. El campo de regatas se ensancha gradualmente hasta la tercera y última puerta de seguridad, situada en la latitud 54º30’ Sur y en la longitud 106º Oeste. Los líderes han tomado la primera decisión táctica en varios días, maniobrando para ganar latitud sur en su avance hacia Cabo de Hornos.

Al frente de la carga, el Groupama mantiene unos sorprendentes 21 nudos de velocidad media y disfruta de una ventaja de 47,9 millas sobre el PUMA, que ascendía a la segunda posición en el reporte de las 02:00h de la pasada madrugada después de que el Telefónica redujera su ritmo.

Iker Martínez, patrón de Team Telefónica, explicaba esta mañana las razones que han provocado que el Telefónica avance a una velocidad sensiblemente inferior que sus rivales: “Tenemos un problema en la proa que no queremos que vaya a más. El barco va bien ahora, pero corre riesgo de sufrir más daños, y por eso hemos preferido bajar la velocidad”, explicaba el vasco. El reporte de las 15:00h indica que el Telefónica ha navegado a una media de 17 nudos en las últimas tres horas y se encuentra a 120,4 millas del Groupama.

Observando la evolución de sus rivales desde una paradójica zona de encalmada, el Abu Dhabi continúa perdiendo terreno, y aunque ya ha alcanzado la primera puerta de seguridad de hielo, se sitúa en el último informe a 935,9 millas del líder. Por último, el Sanya mantiene su progreso hacia Nueva Zelanda, adonde llegará previsiblemente a mitad de semana.
 

LOS LÍDERES SE ESCAPAN Y TEAM SANYA ANUNCIA QUE SE REINCORPORARÁ EN MIAMI

La novena jornada de competición de la Etapa 5 ha comenzado con buenas noticias para el grupo de cabeza, que disfruta de un respiro en las condiciones que les permite pisar un poco más el acelerador sin riesgo de salirse de pista. El Groupama y el PUMA rondan los 20 nudos de velocidad media por el 50º Sur, aprovechando para tomar aire antes de que el Pacífico vuelva a encabritarse mañana. En tercera posición, el Telefónica rueda ligeramente más lento con el doble objetivo de minimizar los daños en su proa tocada y evitar que sus dos rivales se escapen demasiado. Cerca de 400 millas más al norte, el CAMPER camina con cuidado hacia Chile a razón de 10 millas por hora para evitar que sus lesiones vayan a más. A 1.176 millas del líder, el Abu Dhabi ha empezado a recibir viento, aunque en dosis demasiado pequeñas como para reducir su déficit. Team Sanya ha confirmado que se reincorporará en Miami.  
 
El Pacífico Sur ha querido dar hoy un respiro a las tripulaciones. Al frente de la carga, el PUMA y el Groupama han entrado en los 50 de latitud sur y navegan a velocidades en el entorno de los 20 nudos aprovechando que el viento y la ola se han establecido en registros más manejables. Paradójicamente, como reconocen desde a bordo del barco líder, la bajada del viento les permite desarrollar más velocidad. A punto de cruzar el ecuador de la Etapa 5, ambos siguen ampliando distancias respecto a sus rivales y el Groupama mantiene al PUMA a 46,1 millas de su popa.

En tercera posición, el Telefónica ha incrementado su velocidad a 18,2 nudos de media en las últimas tres horas. La tripulación busca el punto de acelerador que les mantenga lo más cerca posible del dúo de cabeza evitando que los daños de su proa vayan a más. En el reporte de las 15:00h, el barco de Iker Martínez se encuentra a 236,3 millas del líder.

 

VÍA LIBRE PARA LOS LÍDERES, PUERTO PARA EL SANYA

El Groupama y el PUMA han superado la última puerta de seguridad de hielo y tienen vía libre para elegir camino en la aproximación final a Cabo de Hornos, alrededor de tres días por proa. En Nueva Zelanda, el Sanya llegaba esta mañana a puerto, comenzando los preparativos para viajar en carguero rumbo a Estados Unidos. El Telefónica sigue tercero recortando millas a destino pero cediendo gradualmente terreno respecto a los líderes, mientras el CAMPER atraviesa una zona de encalmada que ralentiza su avance hacia Chile. El Abu Dhabi por fin corre, aunque todavía no remonta

 

LOS LÍDERES LLEGAN AL EXTREMO SUR

El Groupama y el PUMA han trasluchado tras alcanzar el punto más austral de toda la Volvo Ocean Race 2011-12, en el 59º Sur, donde la temperatura del agua apenas alcanza los 5ºC, el viento sopla con rachas de 40 nudos y las olas se elevan por encima de los tres metros. El barco de Franck Cammas ha logrado superar de nuevo las 50 millas de ventaja respecto al de Ken Read. Tras maniobrar casi 300 millas más al norte que sus rivales, el Telefónica mantiene un buen ritmo en su avance hacia Cabo de Hornos, rodando a una media de 16,6 nudos en las últimas tres horas. También el CAMPER acelera después de superar la zona de encalmada, incrementando su velocidad de crucero hasta los 13 nudos. El Abu Dhabi acumula cinco reportes de posición consecutivos ganando terreno, aunque sigue a casi 1.400 millas del líder. El Sanya sale mañana rumbo a Estados Unidos

 

TOMA DE POSICIONES PARA LA APROXIMACIÓN FINAL A CABO DE HORNOS

Diego Fructuoso/Team Telefónica

Los líderes afrontan las últimas 24 horas a Cabo de Hornos con previsión de un nuevo frente de baja presión que les hará volar en una espectacular empopada hacia el ‘fin del mundo’. En tercera posición, el Telefónica observa con recelo el parte meteorológico ante la posibilidad de un nuevo incremento en el castigo a su barco. El CAMPER ha superado la barrera de las 1.500 millas a puerto mientras negocia un escenario de viento duro, y el Abu Dhabi ha perdido fuelle en las últimas horas después de alcanzar una velocidad punta de 41,5 nudos.  

Groupama y PUMA han superado la latitud de Cabo de Hornos en busca de la mejor posición de despegue para la aproximación final al conocido como ‘fin del mundo’. Anoche, el líder trasluchaba para colocarse al sur de su rival y a sotavento, cediendo una decena de millas que no tardaba en recuperar. En el reporte de las 12:00h, el Groupama lidera al PUMA por 55,4 millas. Ambos ruedan a velocidades en el entorno de los 19 nudos.

La previsión meteorológica indica que ambos atravesarán una zona con descenso en la intensidad del viento antes de engancharse a un nuevo sistema de baja presión que los propulsará definitivamente hasta Hornos. Por eso siguen remontando grados hacia el norte, para poder aprovechar ese viento en una rápida empopada hacia el Atlántico. Doblado el mítico cabo, todavía les faltarán cerca de 2.000 millas hasta Itajaí.

Ese mismo viento que esperan los líderes para despedirse del Pacífico es el que vigilan desde a bordo del Telefónica con recelo. Un incremento en la altura de las olas y en la presión del viento no beneficia al barco de Iker Martínez, que a esta hora ya ha maniobrado para apuntar con su proa hacia Hornos. La combinación de velocidad y ángulo permite al Telefónica aguantar el ritmo del dúo de cabeza, y en el reporte de las 12:00h está a 385,8 millas del Groupama, sólo siete millas más lejos que hace 12 horas a pesar de la lesión que le lleva a puerto para realizar una parada técnica.

El CAMPER también observa con preocupación la evolución de la meteorología. Superaba la barrera de 1.500 millas hasta Puerto Montt (Chile), el barco de Chris Nicholson avanza a esta hora a una velocidad media de 14,3 nudos en 30 nudos de viento con rachas de más de 40 y olas de más de tres metros, un escenario que complica la tarea de ralentizar la marcha para reducir el castigo al casco dañado.

Y mientras Telefónica y CAMPER navegan con cautela, desde a bordo del Abu Dhabi llegan noticias de magníficos registros de velocidad. Tras alcanzar ayer los 40 nudos a manos de Simon ‘SiFi’ Fisher, anoche era el timonel Rob Greenhalgh el que lograba catapultar al Azzam a nada menos que 41,5 nudos. Esta mañana, el barco de Ian Walker parece haber soltado el acelerador, reduciendo sensiblemente el espectacular ritmo de la pasada noche. Todavía se encuentra a más de 1.400 millas del líder.


Parte de posiciones – Etapa 5 – Día 12 (29 de marzo, 12:00h):
1. Groupama sailing team, a 2.325,9 Nm de Itajaí*
2. PUMA Ocean Racing powered by BERG, +55,4
3. Team Telefónica, +385,8
4. CAMPER con Emirates Team New Zealand, +1.217,6
5. Abu Dhabi Ocean Racing, +1.425,7
- Team Sanya, Retirado de la Etapa 5
(* 1 Nm, milla náutica = 1,852 km)



Declaraciones desde a bordo:

Diego Fructuoso, tripulante de comunicación de Team Telefónica:
“Ya navegamos amurados a babor y casi en rumbo a Cabo de Hornos. Ahora mismo apuntamos más al norte, pero esperamos que el viento role y empezar a caer. La previsión meteorológica es que el viento empiece a bajar ahora y mañana suba mucho, por encima de 30 y hasta de 40 nudos. Eso no nos interesa, porque se puede formar mucha ola y dañar más el barco. Iker dice que la meteo está cambiando mucho en muy poco tiempo, así que a ver qué pasará”.

Hamish Hooper, tripulante de comunicación de CAMPER con Emirates Team New Zealand:
“Lamentablemente, tanto el viento como la ola van a subir esta noche, así que hemos arriado nuestro fraccional, y regresado a dos rizos y tormentín para poder afrontar la noche con control. Con frecuencia compruebas cómo estos sistemas de baja presión circulan por esta parte del mundo, y entiendes por qué el Pacífico Sur y el Cabo de Hornos poseen semejante reputación”.

Yann Riou, tripulante de comunicación de Groupama sailing team:
“A unas 30 horas de Cabo de Hornos, el Groupama se ha encontrado con un estado de la mar que le está permitiendo acelerar un poco de nuevo. Aunque hay que decir que nuestro rival directo sigue ahí y se hace notar, aumentando gradualmente su ritmo también. Así que nosotros respondemos”.
 
Ken Read, patrón de PUMA Ocean Racing powered by BERG:
“Esperamos un nuevo frente llegando del norte. Antes habrá una banda de brisas más suaves. Se trata de saber cómo negocias esta bajada de presión y qué haces con el nuevo frente. En tiempo estamos mal situados, porque no podremos usarlo para entrar con ángulo directo a Cabo de Hornos; de hecho, nos empuja hacia tierra. De haber llegado seis horas antes o seis horas después lo hubiéramos podido aprovechar mejor”.  

Ian Walker, patrón de Abu Dhabi Ocean Racing:
“En este momento, el Pacífico Sur nos está recordando quién es el jefe. Estamos en el borde del 50º Sur, y desde que tomamos contacto con el frente hace unas 36 horas, hemos mantenido 30-40 nudos de viento. Navegamos con dos rizos en la mayor y el J4, bastante controlable, pero el estado de la mar por popa es horrible y por proa es confuso. Navegamos duro pero tratando de minimizar los pantocazos tanto como podemos”.

Mike Sanderson, patrón de Team Sanya:
“Una vez más, Maersk y DHL nos han salvado. Nuestro presupuesto no habría podido hacer frente a este transporte por medio mundo sin su ayuda, así que me gustaría aprovechar para agradecer personalmente a todas las personas que nos están ayudando en esto”.

 


 

 

 


Tel: +34 91-6319190            info@fondear.com 


© Copyright 2012      Fondear, S.L.